Homenaje Miguel de Cervantes y William Shakespeare

Miguel de Cervantes Este año se conmemora el cuarto centenario de la muerte  de dos grandes de las letras mundiales:  Miguel de Cervantes que falleció el 22 de abril de 1616 y de William Shakespeare que lo hizo al día siguiente.
Como  contribución a su recuerdo cambiaré la portada del blog durante una temporada, pero como sigo pensando que no hay mejor forma de homenajear a un escritor que leyendo alguna de sus obras, siempre que lo permitan mis  cansadas, alíperciadas, desalentadas, escépticas pero por encima de todo  escasas neuronas, voy a intentarlo con el Quijote. Ahora bien, en esta ocasión, cansado de leerlo a trozos y a ratos perdidos sin concluirlo nunca, me lo voy a poner algo más fácil acudiendo a la traducción al castellano actual que hizo Andrés Trapiello. Ya he hecho un pequeño recorrido.

Capítulos que han caído:
I.-     Que trata de la condición y costumbres del famoso y valiente hidalgo Don Quijote de la Mancha.Don Quijote de la Mancha. Trapiello
II.-    Que trata de la primera salida de su tierra que hizo el ingenioso Don Quijote.
III.-   Donde se cuenta la graciosa manera que tuvo Don Quijote de armarse caballero cuando salió de la venta.
IV.-    De lo que le sucedió a nuestro caballero cuando salió de la venta.
V.-      Donde se prosigue la narración de la desgracia de nuestro caballero.
VI.-    Del donoso y grande escrutinio que el cura y el barbero hicieron en la biblioteca de nuestro ingenioso hidalgo.
VII.-   De la segunda salida de nuestro buen caballero don Quijote de la mancha.
VIII.-  De la gran victoria que el valeroso Don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de feliz recuerdo.
IX.-     Donde se concluye y da fin a la estupenda batalla que mantuvieron el gallardo vizcaíno y el valiente manchego.
X.-      De los coloquios que tuvieron lugar entre Don Quijote y su escudero Sancho Panza.
XI.-     De lo que le sucedió a Don Quijote con unos cabreros.
XII.-   De lo que le contó un cabrero a a los que estaban con Don Quijote.

En cuanto al amigo William intentaré no hacerle William Shakespearede menos pero tendrá que esperar a que acabe con el ingenioso hidalgo y me haya hecho amigo de Rocinante  para comprobar si me queda alguna neurona despejada y en función de la situación ya decidiré entonces qué elijo de su bibliografía.