La última viuda. Karin Slaughter


 

La última viuda
Título original: The last widow
Traducción: Victoria Horrillo
Editorial: Harpercollins
Fecha: 2019
páginas: 544
ISBN: 9788491394150

Con qué repugnante facilidad el ser humano se deja convencer y arrastrar por cualquier iluminado que se cree el salvador de la raza humana mediante un discurso tan truculento como emotivo y con la promesa de ganarse un idílico paraíso. Con qué repugnante facilidad el ser humano sabe sacar de sus entrañas lo peor de sí mismo, el instinto de destrucción y después autojustificarse  y alardear de ser un enviado divino. Los populismos actuales ejercen de catalizador de estos grupos paramilitares que son pocos, parece ser, pero hacen mucho daño. Karin Slaughter, para no forzar su imaginación ha echado mano de esta plaga de movimientos violentos que han crecido en la sociedad occidental para escribir una historia llena de acción,  muy previsible pero capaz de distraer y con un final feliz.
Pocos días después del secuestro de una experta en enfermedades contagiosas se produce una explosión en el centro universitario de Atlanta que provoca un gran número de víctimas. Sara y Will agentes el CBI que están asentando una relación personal muy apasionada, acuden para prestar ayuda pero en el camino se topan con los terroristas quienes a pesar de la heroica intervención de Will consiguen huir llevándose como rehén a Sara. La desolación de Will es inimaginable. El despiste del FBI y demás cuerpos policiales también.
Sara es conducida aun campamento en los Apalaches mezcla de comuna y campo de entrenamiento militar donde tratará de atender a un grupo de niños enfermos de lo que parece una epidemia de sarampión mientra intenta dejar pistas que faciliten su localización. Pero será Will quien a pesar de haber quedado  fuertemente maltrecho consigue infiltrarse en este grupo paramilitar e incluso convertirse en ayudante del jefe. No pierde el tiempo y en un plis plas, disparando a troche y moche logrará minimizar las consecuencias del atentado final.
Un relato poco original aunque  muy dinámico; escaso de contenido y con una prosa bastante infantil; con tramos que son el resultado de practicar el “copiar y pegar” y que se alarga mediante el artilugio de repetir escenas con diferentes protagonistas con el fatuo propósito de dar las diferentes versiones de cada uno de los personajes sobre los acontecimientos, lo que inevitablemente resulta innecesario y repetitivo.
Combina dos relatos entrecruzados para satisfacer la tendencia actual en la que tan interesante resulta la vida familiar de los personajes como el asunto policial que debería  ser el verdadero motor y razón de ser de la novela. En  este caso son los pormenores de la nueva vida en pareja que forman Sara y Will  los que toman excesiva importancia comiéndose el tiempo y los detalles de una investigación que deja de ser tal para convertirse en una solución casi milagrosa.
La tensión, la acción y la violencia queda en manos de un grupo supremacista que quiere devolver al macho blanco el lugar que le corresponde: ser el rey de la creación, acabando con el envenenamiento de la sangre que está causando la mezcla de razas.
La acción continua, sin reposo, llena de efectos  especiales sin el más mínimo sentido de la proximidad al mundo del delito en general, se asemeja a un tebeo displicente que el lector acepta con una sonrisa producto de los frecuentes actos de heroísmo imposible y de esa manera llega sin respiración, agotado de tanto disparo, de tanta maldad, del sadismo innecesario y exagerado, de la cobardía  del macho alfa, a un final que no podía faltar: llega la caballería americana para acabar con los malos y Sara y Will son felices y comen perdices.

Karin Slaughter nació el seis de enero de 1971 en Georgia, USA. Estudió en la Universidad de Georgia. Ha trabajo en diversas profeiones hasta que se pudo dedicar de pleno a la literatura. Se ha especializado y ha alcanzo un éxito de ventas notable en el apartado de novela negra.

Otras obras:

SilenciadasKarin Slaughter
La buena hija
Flores cortadas
Arrancada
Palabras rotas
Criminal
Pecado original
La buena hija
¿Sabes quién es?
La mujer oculta

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s