El asesino vive en el 21. S. A. Steeman


Título original: L’assasin habite au 21
Traducción: Susana Prieto Mori
Editorial: Siruela
Colección: Libros del tiempo
Fecha: 2019
páginas: 224
ISBN: 9788417860127

Estamos ante ese tipo de novela policíaca en que lo importante no es el argumento, ni el trabajo de la policía,  ni siquiera la acción criminal, en la que no se requiere, ni de lejos, un maníaco asesino que movilice el morbo, ni un investigador lleno de traumas y medio alcoholizado. No, lo atractivo es la propia investigación, el juego que le  propone el autor a un lector conquistado. Todo un reto para que el lector se deje los cuernos intentando descubrir, que no lo conseguirá, al asesino. Breve, entretenido e inteligente.
Una historia corta, ligera y atrevida pues toda la trama esta basada en una imaginativa idea que califica muy bien al autor y cuya originalidad no se desvela hasta el final.
Un misterioso asesino pulula por las calles de Londres. Por supuesto que en semejante paraje el malo se aprovecha de los días de niebla para cometer sus crímenes. Aunque siempre deja su tarjeta de visita junto al cadáver, se autodenomina Mr. Smith lo que evidentemente no despista a nadie pero generaliza las sospechas, la policía anda muy despistada ya que no encuentra relación entre las víctimas ni parece haber patrón alguno. Con toda su bien ganada fama Scotland Yard patina constantemente
A pesar de que Scotland Yard se entera de que el asesino ha sido visto entrando en el 21 de Russell Square, la alegría se acaba tan pronto como descubren que es la dirección de una pensión donde viven varias personas. Identificar cual es el asesino no va a ser fácil pues a cada acometida de la policía le sigue un nuevo asesinato que sirve para alarmar a la población y reirse claramente del inspector Stricklan y sus ayudantes. Sin embargo hay quien atando cabos y siguiendo la pista de diversas apreciaciones conseguirá no sin riesgo de su persona solucionar el problema y ponérselo en bandeja a la policía.
Una narración bien estructurada, perfectamente ambientada en un escenario clásico donde ha reunido un conjunto de personajes, tanto sospechosos como policías, elegidos con perspicacia adecuando la personalidad de cada uno de ellos al tema tratado y así, sin dificultad alguna, a través de ellos, de sus extravagancias, sus comportamientos, sus rutinas, sus defectos poder no solo ir desgranado las pistas que pudieran indicar cual es el asesino sino también poder elaborar unos diálogos donde brilla la ironía y buen sentido del humor del autor.
Consigue de esa manera que las conversaciones que los llamativos, extravagantes o cuando menos curiosos  huéspedes de la sra. Hobson mantienen entre ellos, con sus charlas de sobremesa , sus sospechas, sus envidias, conforman una de las zonas más interesantes de la novela. La policía tiene que pagar con la parte negativa de la historia en base a su ineficacia y el desconcierto que manifiestan a lo largo de toda la investigación demostrando que la jerarquía prevalece a la investigación.
Una lectura entretenida y simpática con un final inesperado.

Stanislas André Steeman, nació el veintitrés de enero de 1908 en Lieja, Bélgica y murió el quince de diciembre de 1970 en Menton, Francia. Fue periodista del diario La Nation Belge.

Otras obras

Crímenes en venta
El crimen no es un juego de azar
El callejón de los cojos
El justiciero en la sombra
Asesinado dos veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s