Ensayo sobre la ceguera. José Saramago


Título original: Ensaio sobre a cegueira
Editorial: Alfaguara
Traducción: Basilio Losada Castro
Colección: Literaturas
páginas: 376
Fecha: 2009
ISBN: 9788420474496

No encuentro palabras para describir la dinámica actual de la sociedad comandada por la miseria moral y la pobreza intelectual de los voceros mayores cuya bajeza provoca primero hastío, más tarde pena y por último indignación, depresión y desamparo. José Saramago se  abandona a todo su escepticismo y mala leche para escribir una parábola con la que  ilustrarnos acerca de la ceguera en que vive el ser humano ante una sociedad engañosa, transformada en conjunto de tribus bien o mal manipuladas y convenientemente adiestradas en donde la soberanía del individuo se ha perdido. Modificados, argumentados o distorsionados se pierden los valores éticos para dar crédito a esa corriente adornada con el título de “buenismo” y se facilita el dominio de los grupos más fuertes que en caso necesario recurrirán a la violencia, en cuyo caso estará justificada. 
Cada línea de esta narración rezuma el conocido escepticismo de un Saramago que evidencia su enfrentamiento con una sociedad difícil de entender y tan injusta. Su capacidad de imaginación le permite presentar ante los ojos velados de la sociedad una realidad que se ha tornado invisible.  La crudeza de su narrativa, la compasión que preside su esperanza y la incontenible ironía que destila su espíritu tratan de curar la ceguera que nos despista y oculta  una realidad que nos negamos a ver.
Un grupo de personas, sin nombres, pero perfectamente identificables a lo largo del relato gracias a la habilidad descriptiva del autor, se enfrentan con inusitado estupor, con terror a ratos y a menudo desesperanzados a la caótica  situación que ha originado una enfermedad desconocida: la ceguera de todos  a un ritmo de contagio que ríete tu del coronavirus. Lo inesperado del brote, el desconocimiento  y el nerviosismo y la ineficacia de los dirigentes sumen a toda la población en el caos.
Los primeros enfermos son confinados en un manicomio abandonado y cercados por el ejército con orden de disparar a matar en caso de fuga. Orden que se cumple a rajatabla y sin escrúpulos. Rápidamente se pone de manifiesto las dificultades para desenvolverse en un mundo desconocido así como satisfacer las necesidades más perentorias. Aparecen los primeros egoísmos y sale a la luz los instintos animales que oculta el ser humano. La población confinada aumenta rápidamente y con ello también los temibles juegos de poder, el abuso de los fuertes. Cuando salen del encierro encuentran un mundo inconcebible.
Expone con claridad a través del comportamiento de los diferentes personajes cómo ante la necesidad de sobrevivir, real o figurada si no impuesta, se disponen sin grandes consideraciones morales a pagar cualquier precio para lograrlo y pone de manifiesto la fuerte capacidad del ser humano para soportar el dolor y la indignidad en una muestra de la facilidad con que se pierden los valores éticos.
Saramago no solo grita su dolor ante los instintos descontrolados del ser humano agobiado sino ante unos dirigentes incapaces de responder a los problemas de la sociedad en la que nunca ven al individuo sino al rebaño que les da de comer.
La convivencia entre seres de cualquier especie, incluida la humana por mucho que presuma de racional, requiere de una serie de normas aceptadas por todos, de un sentido de la responsabilidad y de un poder capaz de hacerlas cumplir. Sin ello el autor nos dice que las fuerzas que gobiernan la necesidad de sobrevivir conducen a la destrucción de la especie.
Un relato ágil y provocador envuelto en una forma muy personal de escribir: continuidad del texto, sin pausa y sin diálogos, a merced de los signos de puntuación que caen por aquí y por allá. Un sistema que, sin embargo, no resulta agobiante sino que mantiene una fluidez inesperada y sabe desarrollar un entramado algo sinuoso para enmarcar un tema muy crítico en una atmósfera de intriga muy sugestiva para conquistar a un lector cada vez más interesado.
Un libro para la reflexión, una llamada de atención, una forma de estimular las neuronas para obligarnos a abrir los ojos ante una realidad que no vemos.

José Saramago nació el dieciséis de noviembre de 1922 en Azinhaga, Portugal y murió el dieciocho de junio de 2010 en Tías, España. Trabajó como periodista. Fue miembro del Partido Comunista Portugués. Imbuido de un sentido muy crítico hacia el poder, se ganó la censura y persecución durante los años de la dictadura de Salazar. Participó en la revolución de los Claveles de 1974. Aunque publicó con anterioridad fue a partir de 1967 cuando se dedicó plenamente a la escritura. Sus obras se caracterizan por su visión ética de la sociedad. Su escepticismo lo acompañó con fidelidad modélica. Vivió los últimos años en la isla de Lanzarote, España. ganó el Premio Nobel de Literatura en 1998.
Otras obras

Tierra de Pecado
Manual de Pintura y Caligrafía
Levantado del suelo
Memorial del convento”
El año de la muerte de Ricardo Reis
Evangelio según Jesucristo
El cuento de la isla desconocida
La caverna
El hombre duplicado
Ensayo sobre la lucidez
Caín

Un pensamiento en “Ensayo sobre la ceguera. José Saramago

  1. Los ciudadanos de a pie estamos desesperados ante esta sociedad decrépita que nos está tocando vivir. Confiamos en la sociedad como equipo y grupo, no como ” rebaño” que inculcan estos inútiles epidemiólogos-políticos. Una vez más gracias por tus escritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s