Enfermos antiguos. Vicente Valero



Editorial: Periférica
Fecha: 2020
páginas: 144
ISBN: 97884416291977

Me imagino el pasado como un almacén o mejor aún, como un desván donde se acumulan los acontecimientos, las huellas que va dejando la vida y allí quedan mientras el tiempo va dándoles otra forma, los va acondicionando, los cubre de telarañas y los deforma. No cabe duda de que cuando se acude a ese almacén, o como se diría hoy “a la nube”, donde todo se guarda  para revivir lo acontecido hace tantos años no se detecta que en la mayoría de los casos ese recuerdo tiene poco que ver con lo que realmente fue en la realidad. Vicente Valero, siguiendo la máxima de que el pasado jamás caduca ni se borra del todo, rememora su infancia para revivir una vieja costumbre hoy ya prácticamente desaparecida, no solo ya por la falta de disposición personal sino por la asfixiante presión que ejercen los medios y las redes.
De la mano de su madre nos cuenta cómo visitaban a los parientes y amigos  a los que alguna enfermedad los tenía atados a la casa cuando no a la cama y precisaban de cierta compañía, de alguien con quien platicar y hacer más llevadero el tiempo de recuperación tan aburrido y triste en solitario. Por un lado trataban de acompañar al enfermo en un intento de animarlo y mitigar la enfermedad y por otro ofrecer la ayuda que pudiera necesitar la familia. Sin embargo en muchas ocasiones el enfermo quedaba recluido en sus aposentos mientras el resto de la familia, en la mesa del comedor y quizás ante una buena bandeja de bizcochos comentaba las noticias y los chascarrillos habituales entre vecinos, amigos y conocidos. Y cuando aparecía el médico veneración y mucho respeto. 
Valero en modo niño con las potentes antenas infantiles trabajando a todo trapo nos ofrece una especie de minibiografía de su infancia con las peripecias que corrió en su día por una isla que en aquel entonces batallaba por salir de su aislamiento. Con la inocente inquietud con la que cualquier infante todo lo explora,  aporta su propia versión a la vez que  la inagotable curiosidad del adolescente se desparrama en las nuevas sensaciones que traía el turismo que empezaba a despuntar, frente a las caducas disposiciones del franquismo, ya en retirada,  que todavía mantenían a la población en un estado de fuerte anquilosamiento.
Tiene la extraña capacidad para transmitir y compartir toda la intimidad de aquellos momentos y consigue, momentáneamente, levantar el telón del olvido de lo que nos ha pasado e incluso de todo el pasado. Una narración visual en la que evoca muy bien el ambiente que se daba en aquellas tertulias y la propia sociabilidad tan escasa hoy día.
Este gracioso discurso que desarrolla Valero niño descubre aquello que ha permanecido en los recodos  de nuestra imaginación. Las pormenores de todas estas historias tienden a reverdecer conforme las deposita el tiempo. Relato delicado y emotivo muy dulcificado mediante el fino sentido del humor que emplea el autor  necesario para el buen discurrir del relato evitando caer en la tristeza. Un buen ejemplo es la expresividad, el humor y el buen hacer en la descripción del curso escolar que el muchacho tiene que hacer con el profesor hippy que sustituye al titular enfermo.
Una forma de contar diáfana y cariñosa que nos trae el recuerdo de viejas costumbres como formas estimulantes de relación, amistad y solidaridad. Una fotografía del ámbito local conforme el niño trata de ir comprendiendo unos hechos que no siempre concuerdan con la simple perspectiva infantil y que, por tanto, pasan muy por encima de su comprensión y se aceptan como asuntos paternos que no admiten interferencias.
Una lectura evocadora, cariñosa, agradable que no cuesta nada recomendar.

Vicente Valero, nació en Ibiza en 1963. Se dio a conocer como poeta aunque combina su trabajo con ensayos y narrativa.

Otras obras

Jardín poético
Herencia y fábula
Teoría solar
Días del bosque
Viajeros contemporáneos
Diario de un acercamieto
Los extraños
El arte de la fuga
Las transiciones

Un pensamiento en “Enfermos antiguos. Vicente Valero

  1. Autor que con su información, junto a la tuya, nos traslada a otras épocas, en muchos aspectos más sensatas que las actuales. ¡ Gracias maestro ! por tu esfuerzo crítico y por mantenerte más sabio cada día. Que tu quehacer no decaiga, nos mantienes ilusionados a los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s