Las invitadas secretas. Benjamin Black



Título original: The secret guests
Editorial: RBA Libros
Traducción: Miguel Temprano
Colección: Negra Alfaguara
páginas: 304
Fecha: 2019
ISBN: 9788491870814

John Banville, desde el prestigio ganado a golpe de su excelente pluma,  decidió adoptar la personalidad de Benjamin Black para crear todo un personaje, el dr. Quirke, con el que hacerse un hueco y aportar un nuevo escalón de calidad e interés a la nueva novela negra. El resultado fue inolvidable. Pero un día este sugestivo forense decidió jubilarse y, parece ser que, Banville se inclinó por acompañarlo y  disfrutar de la vida bajando el listón de su trabajo. “Las invitadas secretas” es el segundo episodio de la carrera del subinspector Strafford de la policía irlandesa. Hombre sensato, amante de la lectura, lento de reflejos pero voluntarioso, tan plano que hace inevitable que se eche en falta a su antecesor con sus intrigas, traumas y mareas mentales tan atractivas y cuya próxima entrega, si la hay, no genera ninguna impaciencia.
En Londres lo están pasando mal, los alemanes intensifican los bombardeos y hacen temer una invasión de la isla. Ante tal panorama los reyes y los servicios secretos organizan la salida de las dos princesas para garantizar la sucesión en caso de que la situación se tornara dramática. En un alarde de falta de visión y con un grado de estulticia comparable al que esgrimen nuestros actuales “mandamases”, las envían a un pueblecito en la Irlanda central a cargo de una agente novata del MI5 y del abúlico Strafford que a fuer de sinceridad es el único que pone en duda semejante dislate. Claro, los secretos, en los sitios pequeños duran lo que un caramelo a la puerta del colegio. Los nuevos integrantes del IRA dan todo un ejemplo de incapacidad, fruto de soñar con tiempos pasados y el ejército irlandés que patrulla la zona pasa los días sin pena ni gloria.
Sin embargo estos hechos tan sorprendentes, producto de una memoria adaptada, se tornan verosímiles en manos de un narrador tan sensato como Banville pues más que glosar el hecho en sí se entretiene en componer el clima que lo rodea.
Páginas que recrean las semanas que permanecieron las reales  mozas en territorio “amigo”, en un intento un tanto cómico de protegerlas de los peligros de la guerra. Acompañadas de un puñado de personajes que se afanan en cumplir una misión ingenuamente diseñada para la que no parecen muy apropiados.
Banville aprovecha a la perfección semejante dislate para dar rienda suelta a un torrente de  ironía que despliega con la finura que le caracteriza. Se entretiene como un crío describiendo la instintiva hostilidad hacia los ingleses que habita desde tiempos inmemoriales en el pueblo irlandés. Señala a una aristocracia venida a menos que intenta mantener la imagen en un caserón que empieza a mostrar los mismos signos de decrepitud que su propietario. Se relame con Celia Nashe quien entre agente e institutriz de dos niñas no alcanza ni para lo uno ni lo otro. No se olvida de ridiculizar  las prácticas del ejército irlandés  equiparable a la puesta en escena de un IRA esperpéntico. Quizá para darle algo de templanza el subinspector Strafford ejerce más de narrador que de policía, eso sí, siempre perplejo ante el trabajo que le ha tocado.
Todo este panorama queda perfectamente definido gracias a la elegante narrativa que gasta Black/Banville dotada de una  fluidez alentadora  y de una excelente capacidad descriptiva no sólo de los personajes sino, también de la forma tan plástica de presentar un ambiente perfectamente identificable en la mente del lector.
Un relato simple, muy sencillo, diría yo, en el que convergen en una continuidad muy elemental lo político y lo personal, lo religioso, las rencillas profesionales y los odios ancestrales, dentro de la placidez de la vida cotidiana de una comunidad rural. Escaso de suspense y que solo la elegancia y solvencia  de Banville lo hace interesante, lo que  no impide que la añoranza por Quirke se mantenga intacta.

 

Benjamin Black es el seudónimo de William John Banville. Nació el 8 de diciembre de 1945 en Wexford, Irlanda. Premio Booker con El mar. Entre sus novelas destacan también El Intocable, Eclipse, Imposturas, Los infinitos y Antigua luz. Premio Franz Kafka. Premio Príncipe de Asturias 2014

Otras obras bajo el seudónimo de Benjamin Black :

El lemur
El secreto de Christine
El otro nombre de laura
En busca de April
Muerte en verano
Venganza
La rubia de ojos negros
Órdenes sagradas
Las sombras de Quirke
Pecado
Los lobos de Praga

Un pensamiento en “Las invitadas secretas. Benjamin Black

  1. A pesar de las incomodidades de covid 19 y del calor del verano agradecemos el entusiasmo conque nos deleitas estas tardes pegajosas. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s