El enigma de la habitación 622. Joël Dicker



Título original: L’ enigme de la chambre 622
Editorial: Alfaguara
Colección: Narrativa Internacional
Traducción: Amaya García Gallego y MaríaTeresa Gallego Urrutia
páginas: 624
Fecha: 2020
ISBN: 9788420439389

Es obvio que Dicker se ha hecho con un sillón en propiedad entre ese elenco de escritores que satisfacen plenamente los deseos de las editoriales. Cada libro que publica consigue  auparse con facilidad al primer puesto de ventas, porque por inexplicable que parezca en ese momento ya se han vendido miles de ejemplares. Con este ha conseguido alcanzar dos objetivos importantes: por un lado ha hecho feliz a su editor pues todo augura que arrasará en número de libros vendidos y por otro consigue que mucha gente lea.
Trabajo muy loable pues, máxime cuando los medios utilizados son más bien escasos: una narración excesivamente extensa, con una prosa elemental, repleta de diálogos convencionales para tratar de crear un cierto suspense sin conseguirlo. Ante la flojera de personajes participa él mismo en la trama en un intento fallido también de mezclar autoficción con la novela de suspense, se supone que para seguir con una moda tan en boga que en muy pocos casos se ve justificada.
Joël se recluye en uno de los mejores hoteles de su Suiza natal  para recuperarse de un reciente gatillazo amoroso. A su llegada le llama la atención que no existe la habitación 622 a lo que se le une una espléndida mujer que tiene la capacidad de convencerlo para investigar tal misterio y además de que tal esfuerzo le proporcionará material para un nuevo libro. Puestos al tajo pronto se ven inmersos en una retorcida historia de herencias entre altos miembros de las finanzas suizas. El banco Ebezner, uno de los más importantes del entramado financiero del país, ha pasado de padres a hijos desde su fundación  hasta que el último propietario decidió que el próximo director fuera nombrado por el Consejo del banco y así  devolverle a su hijo una supuesta traición. Padres, hijos, primos se mueven por derroteros de elevado riesgo: envidias profesionales, espionaje, las zancadillas propias de las herencias y los líos amorosos que no podían faltar.
La preparación de la trama es  sencilla pero eficaz pues siembra con habilidad  diferentes casuísticas capaces de despertar un rápido interés. Sin embargo, conforme avanza la historia, el desarrollo va perdiendo fuerza ya que la  narración peca de truculenta en un intento de dilatar la acción para darle un aire de suspense prolongado. La consecuencia no es otra que el interés  se difumina con el agravante de que una sucesión repetitiva de giros sorprendentes  convierten lo que podía ser suspense o, como dice el titulo, un enigma, en un mero  enredo familiar que va perdiendo alicientes conforme se hace previsible. Para acercarnos a los personajes recurre a los saltos en el tiempo de forma que ellos mismos revivan su historia, sin embargo, son tan repetitivos que solo contribuyen al desánimo y la confusión.
Un escritor inteligente que se maneja a las mil maravillas con las técnicas de comunicación que han diseñado a la perfección los estamentos de la  edición para captar atención inmediata del público y obtener lo que sin duda será un nuevo éxito comercial.
Toda la capacidad que muestra para adaptarse a un lector generoso queda anulada frente al cansancio que acarrea una historia tan innecesariamente larga y en la que los estrambóticos giros eliminan cualquier parecido con la casuística propia de una investigación.
Lo mejor del libro es el reconocimiento y homenaje a su querido editor, a la vez que amigo y maestro, ya fallecido por el que manifiesta un sincero y loable agradecimiento.
Una lectura muy recomendable para todos los seguidores del escritor aunque más de uno remitirá en su admiración, para el resto el consejo habitual: hay mucho y bueno para leer y no se acabará.

Jöel Dicker nació el dieciséis de junio de 1985 en ginebra, Suiza. Estudió Derecho en la Universidad de Ginebra.Se ha dedicado siempre a la escritura.

Otras obras
El tigre
La desaparición de Stephanie Mailer
El libro de los Baltimor
La verdad sobre el caso de Harry Quebert

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s