Bitna bajo el cielo de Seúl. J.M.G. Le Clézio



Título original: Bitna sous le ciel de Séoul
Editorial: Lumen
Traducción: María Teresa Gallego
páginas: 192
Fecha: 2018
ISBN: 9788426405999

Son conocidas las dificultades con que se tropiezan los jóvenes cuando llenos de ilusiones dejan el nido familiar para enfrentarse al mundo real, la bofetada es de película. Pero también es cierto la decisión y fuerza que poseen para superar semejante escenario, no se rinden fácilmente y aceptan las penalidades que surgen por doquier con tal de alcanzar sus objetivos por quiméricos que sean.
Le Clezio utiliza este escenario con inteligencia no solo  para exponer un tema tan conocido y explotado sino que se sirve de él para dejar correr su imaginación en una excelente y original colección de cuentos que Bitna a modo de Sherezade va contando sobre la marcha. Una manera elegante de indicar que a pesar de tantas dificultades no se puede vivir sin sueños aunque sean fabricados sobre la marcha y de paso cada uno de ellos se extiende sobre aspectos sociales del mundo coreano pero extensibles a otros ámbitos generales.
Bitna es una joven que abandona su pueblecito para inscribirse en la universidad en Seúl. No entraba en sus cálculos  el cautiverio que le suponía residir con  su tía y el martirio que implicaba atender a su prima, neurótica y pandillera. Pero su pasión por la lectura le proporciona trabajo como cuenta cuentos lo que le permite trasladarse a un triste y húmedo apartamento, lóbrego habitáculo pero suficiente para lograr  la independencia que requiere su espíritu.
Salomé, cuya enfermedad la mantiene postrada ante un futuro que solo le traerá la muerte, escucha las historias que Bitna va desgranado sobre la marcha y que  resultan ser el mejor tratamiento pues, la intranquilidad que genera el querer saber más le dan ilusión para seguir  cuando es consciente que su verdadero destino no contiene ningún interrogante sino que es de una certeza demoledora.
Bitna demuestra una excelente imaginación con clara intencionalidad, en principio insospechada, de transmitir vida y esperanza a quien se ve esclavo de una enfermedad terminal y que tal vez acaba de ingresar en ese periodo de la existencia donde lo único memorable es un pasado infantil rechazando de plano los relatos sociales y los cuadros de costumbres producto de una imaginación calenturienta y escasa de gracia.
Sin embargo, todo ello, los cuentos, sus personajes, la experiencia de Bitna, el languidecer de Salomé está íntimamente conectados para formar una estampa de lo que es la cruda realidad y de como se puede suavizar e incluso entender desde la imaginación y la literatura. Le Clezio  deja claro que se depende fundamentalmente del talento plástico para que uno sea capaz de insuflar vida a su mundo e incluso cambiar la realidad circundante para superar trances que parecen inabordables.
Tanto la protagonista como  la narrativa gozan de una sencillez que le confieren al relato una agilidad y perspicacia perfectamente combinada para despertar interés. Un lenguaje elegante y adecuado exponente mágico de lo que deben ser los cuentos: exentos de complicación alguna pero plenos de ritmo y con la viveza y la pulcritud necesaria para despertar curiosidad y expectación.
Bitna queda, en manos de Le Clezio, perfectamente retratada, partiendo de su inicial candidez propia del ambiente rural,  pasando por la fase de orgullosa independencia aunque teñida de un ramalazo de vanidad hasta la del  verdadero poder que ejerce sobre la pobre y agobiada Salomé y sin embargo denota su carácter al sobreponerse a un indicio de compasión que no esconde el cinismo que la vida de la ciudad va despertando en ella.
Una agradable novela para una lectura muy satisfactoria.

 

J.M. Le Clézio, nació el trece de abril de 1940 en Niza, Francia. Se doctoró en letras en la Universidad de Niza. Vivió con los indios Embera- Wuonaan entre 1970 y 1974. Fue profesor en la universidad de Seúl. Se especializó en Literatura Francesa. Premio Nobel en 2008.

Otras obras
El proceso verbal
La música del hambre
Onitsha
El africano
El atestado
El diluvio
Tierra amada
Desierto
La cuarentena
El pez dorado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s