Mis mejores. Primer trimestre 2020


Tiempos de reclusión, tiempos de preocupación, tiempos no exentos de mala leche. Amargura y tensión que sabemos paliar metiéndonos de lleno en tantas historias, tantas vidas insospechadas que nos proporcionan nuestros queridos libros. Ánimo que ningún virus puede con ellos. Recordatorio: no se debe acabar el año sin haber leído algo de Benito Pérez Galdós en el centenario de su muerte. Suerte.

“¿Qué podría esperar esta sociedad de sus escritores? ¿qué diferencia habría entre una marioneta cuyos hilos controlan otros y vuestra escritura incansable, un esfuerzo tenaz y una obra prolífica? si los periodistas no escriben lo que ven ni los escritores relatan aquello que recuerdan y han vivido; si quienes tienen la posición y capacidad de emitir juicios en la opinión crítica lo hacen siempre empleando las expresiones puras que dicta el país ¿ quién podría venir a decirnos en qué consiste la vida humana, nuestra realidad, nuestra verdad y nuestra existencia individuales en este mundo?”. Yan Lianke

 

Madame Bobary. Gustave Flaubert

 

La madre de Frankestein. Almudena Grandes

Los amnésicos. Geraldine Schwarz


Diarios. Iñaki Uriarte

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s