Jane Eyre. Charlotte Brontë



Título original: Jane Eyre
Traducción: Carmen Martín Gaite
Editorial: Alba Editorial
Colección: Clásicos Minus
Fecha: 2016
páginas: 694
ISBN: 9788490651933

Dulzura, determinación y unos sólidos principios morales conforman la rocosa estructura de una personalidad que sabrá enfrentarse a una vida que se le presentaba como un agujero negro. Escrita hacia 1850, Jane Eyre es un espléndido relato que lejos de ser un alegato feminista pone en entredicho el popular y venerado axioma de la clásica, socorrida y perpetua fragilidad femenina pues sale victoriosa, no sin esfuerzo y pagando un alto precio en penalidades, de todas las situaciones, porque jamás renunció a ser ella misma. A pesar de unos inicios muy poco halagüeños supo alcanzar una excelente seguridad en sí misma apoyada con diligencia en unos elevados principios éticos que la guiaron por un camino limpio de egoísmos y maldades.
A la muerte de su tío Jane empieza a padecer en primer plano los desprecios y el maltrato de su tía y sus primos. Y así, abandonada por la única familia que le queda en un tétrico y austero orfanato sufre estoicamente las habituales calamidades de estos centros llamados de beneficencia en vez de tortura que se acerca mucho más a la realidad. Sin embargo, aún a costa de pasar hambre y padecimientos  o quizá por ello, supo aprovechar las ventajas de una buena maestra para formarse no solo en conocimientos sino para  adquirir unas reglas morales que la acompañarán siempre para modular con maestría el ejercicio de sus derechos y libertades.
Jane Eyre no se arruga ante la adversidad aunque con frecuencia la agobia, ni como se podría pensar es un carácter indomable o un espíritu rebelde, no, simplemente es una luchadora tenaz cuyas poderosas armas no son nada más que unos principios  labrados a conciencia en su paso por el deprimente  Lowood que le sirven para convertirse en un ejemplo de dignidad y un triunfo de la conciencia.
Ella misma es quien, sin congojas ni dramatismos, cuenta, desde la atalaya del presente, un pasado que pudo ser trágico y doloroso pero que el buen hacer lo tradujo en una vida plena y reconfortante. Y para ello necesita destacar una personalidad decidida, capaz de analizar cualquier circunstancia con frialdad no exenta de responsabilidad. Siempre preocupada por su comportamiento pero a la vez optimista. Sabe transmitir con pasión alegrías y tristezas dando a conocer sus pensamiento con todo lujo de detalles. Todo ello le proporciona la fuerza para enfrentarse a un personaje, Rochester, rocoso, gruñón, amedrentador y despótico pero solitario, martirizado interiormente y muy necesitado del cariño que siempre le fue esquivo.
Una narración que contiene las dosis precisas de dramatismo pero también de un romanticismo  propio de una jovencita que está descubriendo el mundo. La autora teje con tranquilidad cambios escénicos y nuevos personajes en un argumento que fomenta cierta intriga para conquistar al lector pero sobre todo para elaborar una deliciosa historia que se puede catalogar con tranquilidad como un magnífico cuento de hadas que agradece sucesivas lecturas y ahora en Navidad puede ser el mejor momento.

Charlotte Brontë, nació en Thorton el veintiuno de abril de 1816 y murió el treinta y uno de marzo de 1855 en Harthow, Reino Unido. Hermana de las también novelistas Anne y Emily Brontë. Junto a su hermana Emily estuvo internada una temporada en el colegio Clergy Daughters, en el que se inspira Lowood de Jane Eyre. La mayoría de sus novelas fueron inicialmente publicadas bajo seudónimo.
Otras obras

Villete
Shirley
El profesor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s