Desayuno en Tiffany’s. Truman Capote



Título original: Breakfast at Tiffany’s
Traducción: Enrique Murillo
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de Narrativas
Fecha: 1987
páginas: 156
ISBN: 9788433975478

Toda novela corta parte con una clara ventaja por aquello de que si breve doblemente bueno; esta, además, impacta por la habilidad que muestra el autor para lograr el objetivo de cómo abordar los sueños de una muchacha alocada frente a una vida convencional. Sorprende por su capacidad escénica para describir el carácter y la filosofía de vida de una chica  tan escasa en todo pero con un atractivo demoledor, hoy diríamos: tan resultona. Un retrato perfecto que Truman Capote lo ejecuta con una sencillez aplastante, un trabajo realizado con la eficacia con la que un fotógrafo profesional dispara su cámara para conseguir la mejor instantánea descriptiva.
A nuestro narrador, discreto aspirante a escritor, timorato e impresionable, le pica la curiosidad el alocado comportamiento de su vecina, capaz de llamarle a cualquier hora porque no encuentra las llaves, que cambia de acompañante con facilidad y poca discreción y que combate los momentos colmados de una vaga angustia cantando viejas canciones al son de su guitarra en la escalera antiincendios. Se convierte en su confidente lo que unido a su aptitud como escritor y sobre todo a caer abrumado  en las redes de un espíritu tan ingenuo y atractivo le impone  la necesidad de contar los pormenores de la vida de Holly con los que se dibuja una personalidad tan sugestiva.
Holly, la vecina, se largó de Texas, huyó de una infancia triste y de un porvenir abrumador para vivir sus sueños de libertad en Nueva York que se iluminan con los destellos de los brillantes en los escaparates de la joyería Tiffanys.
Se esmeraba con ser ella misma y rechazaba cualquier intento de asumir un yo ficticio con el que presentarse ante el mundo. Le bastaba para resistir, era feliz de estar viva y respirar. Poseía el espíritu de los jóvenes que aún tienen en la sangre la fiebre de la vida. Un ser que palpitaba con la fuerza de la vida. En definitiva una muchacha independiente, inaccesible pero sincera: «…y así terminará Ud. si se entrega a alguna criatura salvaje…terminará con la mirada en el cielo…»
No tiene alternativa sino que continúa su huida hacia adelante persiguiendo el estado de felicidad que pretende, al que siempre vuelve tras las inevitables caídas que le deparan las diversas trampas que le esperan en el camino. Un viaje sin fin para huir de sí misma.
Una pena que haya tenido mayor repercusión la versión edulcorada que se ofrece en la película que se hizo con un guión basado en esta novela. Un texto  muy bien escrito y mejor estructurado por un autor que se muestra delicado en su presentación e inteligente en el mensaje pues sabe compensar con naturalidad el brillo de una personalidad seductora  con la tristeza que acompaña a un comportamiento tan inconsciente. Prueba manifiesta de que no se puede hacer sin tener de un buen conocimiento de la condición humana de tal manera que permita escenificar con plasticidad impactante el conflicto entre la independencia o la libertad y la responsabilidad  o la diferencia entre soñar y tener los pies en el suelo.
La exposición resulta impecable  pues  a pesar de su brevedad proporciona todos los matices necesarios para vislumbrar una imagen perfecta de los personajes y del ambiente en el que se desenvuelven o del apartamento de Holly, una especie de emulación del camarote de los Marx.
Exhibe una escritura directa que necesita de una  condensación exigente, lo que requiere eficacia y por supuesto eliminar de la narrativa cualquier complacencia literaria. Una magnífica lectura, con una chispa constante que obliga a no parar hasta saber cómo evoluciona la vida de una de las mujeres más seductoras de la literatura. Imprescindible para todo aquel que quiera pasar un buen rato.

Truman Streckfus Persons nació el treinta de septiembre de 1924 en Nueva Orleans y murió el veinticinco de agosto de 1984 en Bel Air, Estados Unidos. Estudió en el Trinity School y St. John’s Academy de Nueva York. Sus primeros pasos profesionales estuvieron dedicados al periodismo trabajando para la revista The New Yorker. Pero enseguida se dedicó a la novela a la que le imprimió un marcado carácter realista, para dedicarse luego a una combinación de la narrativa de ficción y el reportaje periodístico.

Otras obras
A sangre  fría
El harpa de hierba
Otras voces, otros ámbitos
Se oyen las musas
Los perros ladran
Música para camaleones

Un pensamiento en “Desayuno en Tiffany’s. Truman Capote

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s