La abadía de Northanger. Jane Austen



Título original: Northanger abbey
Editorial: Penguin Clásicos
Traducción: Isabel Oyarzábal
páginas: 376
Fecha: 2015
ISBN: 9788491050049

Está claro que desde un principio Jane Austen eligió un determinado escenario para acoger sus historias que le permitiera desplegar las cualidades estéticas e ideológicas de su obra : la alta sociedad de la época, enfrascada en los eventos sociales y sus formas de relacionarse con el simple objeto de concretar matrimonios convenientes. Y siempre, es innegociable,  una heroína en el centro de ese universo. Esta, una de sus primeras novelas, es la prueba fehaciente. Presenta a una jovencita ingenua y con gran imaginación que da sus primeros pasos mezclando su vida real con los misterios que lee habitualmente y así la autora crítica, con el sentido de humor que la caracteriza, ciertas lecturas y la estupidez de esa sociedad en un relato que resulta ameno y gracioso.
Catherine a sus diecisiete años es una joven simple e infantil que, fruto de su pasión por las lecturas de terror, se permite tergiversar la realidad con escenas de misterio, hasta el punto de que su vida parece una novela. Descubre las convecciones tan poco naturales de la alta sociedad  cuando pasa una temporada en Bath gracias a la invitación de un matrimonio amigo que, solos, sin hijos, se aburren. Allí, emborrachada por los bailes, los paseos y las reuniones, tarda en descubrir la falsedad, la hipocresía y el egoísmo que preside todo ese barullo. Aprovecha la oportunidad de conocer la abadía de Northanger para seguir al muchacho que la vuelve loca. Pero será en ese entorno donde, aunque su imaginación le juegue alguna mala pasada, y superada una opresión indefinible, empiece  a conocer la realidad  y sin dilación adquiera el nivel de madurez que reclama esta vida para entrar en el mundo de las cosas reales con cierta dignidad.
Narración estructurada en dos partes bien diferenciadas. Una primera ambientada en Bath para establecer sin resquicios los convencionalismos de la sociedad reinante y criticarlos mediante acertadas dosis de humor que se extienden sin dificultad a esa novela de misterio a la que es tan aficionada Catherine. En la segunda se aprovecha la enigmática abadía para parodiar los misterios nacidos de esas lecturas tan poco edificantes y escenificar la cicatería de la clase alta inglesa para concluir, como siempre es las obras de esta autora, con un final feliz.
No logra establecer un mínimo nivel de intriga que pudiera proporcionar un interés añadido con el resultado de una historia muy previsible pues aunque incluye, en algún pasaje, unas escuetas gotas de misterio, el intento se queda muy corto para alumbrar algo de tensión. Tampoco se esmera en crear unos personajes con mayor personalidad para enriquecer unas escenas que reclaman mayor profundidad.
La autora y en esta ocasión también narradora hace uso de libertad de intervención para opinar de tiempo en tiempo sobre su heroína alimentando el debate sobre la imaginación descontrolada, la valoración de la lectura y su visión de una aburrida clase social.
Una novela bastante simple, de lectura agradable, cómoda y divertida, que deja ver la calidad que posee, la brillantez de los diálogos y la perfecta fotografía de los convencionalismos de la época y cuyo único pero nace de que conocidas las estupendas obras que llegaron más tarde esta se queda en un aperitivo.

Jane Austen. Nació el dieciséis de diciembre de 1775 en Steventon y murió el dieciocho de julio de 1817 en Winchester, Inglaterra. Fué la séptima de siete hermanos en una familia acomodada pero sin excesos. Tuvo la oportunidad de ser educada en casa por su propio padre y posteriormente acudió en 1783 a un internado en Oxford para pasar luego a la Abadía en Reading. Pronto demostró sus buenas aptitudes para la escritora de forma que sus primeras publicaciones se establecen entre 1787  y 1793. Pero el reconocimiento público no le llegó hasta 1811 con la publicación de Sensatez y sentimientos.

Otras obras

La Abadía de Northanger
Mansfield park
Orgullo y prejuicio
Persuasión
Sentido y sensibilidad
Juicio y sentimiento
Emma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s