Vestidas para un baile en la nieve. Monika Zgustova



Editorial: Galaxia Gutenberg
Colección:
Fecha: 2017
páginas: 272
ISBN: 9788417088149

Resulta cuando menos llamativo que cuando se nombran los campos de concentración siempre aparecen en imagen los que crearon los nazis ¡Qué poder tiene la publicidad!. Sin embargo la Rusia comunista de Stalin consiguió controlar aquel universo falaz matando al personal. El gran Stalin fue artífice de una de las mayores matanzas conocidas por la humanidad. Su genocidio particular, articulado desde su sillón imperial, se explayó sobre millones de personas que fueron  condenadas a los campos o “gulags” con el único objetivo de generar el miedo necesario para mantenerse en el poder.
Monika cuenta con cruda sinceridad, con todo detalle, el horror generado en aquellos años exponiendo la amarga experiencia sufrida por nueve mujeres que no tuvieron inconveniente en recordarlo para todos.
Mujeres que, al igual que millones de compatriotas, sufrieron barbaridades imposibles de imaginar. Y sin embargo, dotadas de la fortaleza necesaria para recordar su infierno particular a increíbles temperaturas bajo cero y ante la insensible brutalidad de los funcionarios.
Cualquier cosa era excusa suficiente para fabricar una acusación que sin pausa alguna era suficiente para detener a la señalada y previo paso por la Lubianka, para aligerarle las fuerzas y destruirle cualquier sueño, enviarla a su encuentro con la muerte en los campos de exterminio habilitados en el Círculo Polar.
Nueve historias que condensan en una sola imagen uno de los mayores genocidios de la historia. Un ejemplo demoledor de la facilidad con que el ser humano se convierte en un monstruo sin escrúpulos por algo tan tentador como la ostentación del poder.
Sorprende que todas ellas son capaces de extraer valor de semejante experiencia.  Allí se aprende que resistir es vencer no es una frase convencional de autoayuda, se confirma que solo el que se adapta sobrevive y por encima de cualquier consideración se constata que nada puede con la libertad del individuo.
Estas mujeres desnudan su memoria para que sus recuerdos no caigan en el olvido pero, especialmente, para que semejante locura no vuelva a ocurrir. Un relato emocionante en el que por encima del discurso, de la agonía experimentada, de los trances inhumanos que soportaron, de la ferocidad descarnada del sistema, por encima de ello, digo, sobrevuela siempre la voluntad inquebrantable para sobrevivir, para no dejarse destruir y para poner de manifiesto la capacidad infinita de sufrimiento.
Personas que demuestran con su ejemplo que las herramientas fundamentales
para evitar el exterminio y la desolación, en todo orden de la vida, pero de manera especial cuando se está expuesto a condiciones tan extremas, no son otras que la amistad, la belleza en la naturaleza, en los libros, en los poemas, en la solidaridad.
“Leyendo me olvidaba de mi vida malgastada, de mi compleja identidad, del rechazo que mi persona inspiraba a la gente, como si fuera una apestada. Leyendo vivía de nuevo, podía empezar desde el principio; leyendo vivía muchas vidas”.
Zgustova lo ha recopilado  con la paciencia de un investigador necesitado de encontrar los datos y las pruebas que sustenten sin contradicción posible la exposición elaborada con tanto tesón. Una presentación con fuerte tendencia periodística a la que la autora ha sabido darle un estilo propio con el que aporta una atmósfera con mucha fuerza a la vez que proporciona un gusto literario que apantalla el horror hasta conseguir una lectura tan agradable como impactante.
Un libro que difunde la magnitud del martirio
organizado de tanta gente sin importar diferencias de edad, de sexo, de ideas, de comportamientos, de religión ni de patria. Un reportaje que constituye un testimonio de los horrores soportados en los gulags en boca de nueve mujeres que pasaron por ello.
Pero también un  libro que reafirma las pistas que ya habían ofrecido otros autores (Grossman, Zweig..) pero no por eso menos reveladoras de cómo la mente es capaz de soportar y sobrevivir a unas condiciones tan demoledoras.

Monika Zgustova nació el veintidós de marzo de 1956 en Praga, República Checa. Estudió Literatura en la universidad de Illinois, USA. Vive en España desde 1983 y adquirió la nacionalidad española. Se ha distinguido como traductora de diversos autores checos y rusos. Colaboradora habitual de diferentes periódicos y revistas.
Otras obras
La mujer de las cien sonrisas
La noche de Valia
Las rosas de Stalin
Menta fresca con limón
La mujer silenciosa

Un pensamiento en “Vestidas para un baile en la nieve. Monika Zgustova

  1. Estupendo análisis de la novela. Julián cada día eres más portento. Un gran hombre y además culto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s