A contraluz. Rachel Cusk


Título original: Outline
Traducción: Marta Alcaraz
Editorial: Libros del Asteroide
Fecha: 2016
páginas: 224
ISBN: 9788416213825

Cuesta trabajo imaginar y aceptar que voy a tener una conversación de sumo interés con ese desconocido que resulta ser tu inevitable compañero de viaje. Es inevitable, así que  rezamos para que, en el mejor de los casos, sea una persona agradable y se pueda hablar de ese topicazo tan clásico que es el tiempo o de cualquier otro tema amable y simple que nos distraiga para que el trayecto resulte lo más corto posible.
Sin embargo a Rachel Cusk le resulta facilísimo conversar en profundidad con cualquiera. Para ella es un filón imaginar y plasmar con naturalidad que cualquier compañero imprevisto ya sea de viaje, de comida, de profesorado, de fila es el personaje ideal para entablar una conversación del mayor interés como si de su mejor amigo se tratara.
Una escritora inglesa se desplaza a Atenas para participar en un curso sobre escritura para el que parece intrascendente la diferencia de idioma. Ya en el mismo avión el vecino de asiento se destapa en un plis plas contándole toda su vida especialmente sus varios y fracasados matrimonios haciendo cierto alarde de su capacidad para recuperarse. Esta escena se repite a lo largo de los días descubriéndose como una excelente receptora de confidencias íntimas, una especie de escuchante especializada que le hace la competencia a los distintas especies de confesores que pululan por la vida sin necesidad, en su caso, de practicar liturgia alguna.
El texto resulta ser un conjunto de conversaciones sobre asuntos privados e íntimos que debieran causar perplejidad ante la falta de pudor,  pero que en cambio se maneja con la naturalidad de una charrada entre amigos de toda la vida.
De esta forma la autora consigue un montón de reflexiones muy interesantes sobre cómo se entiende la vida en sus diversas facetas, soledad, matrimonio, amor, hijos… en definitiva un compendio de los problemas habituales que están siempre candentes encima de la mesa.
A través de este planteamiento va emergiendo la personalidad y el punto de vista de esa escritora, pues aunque aparece como mera receptora de tanto desahogo lo cierto  es que se va reconstruyendo a sí misma a contraluz de los espontáneos testimonios. Unos personajes que aunque surgen por encanto están muy bien secuenciados para que esa diversidad de visiones sirva de armazón para sustentar a tan candorosa escritora.
Estamos ante una novela sin trama y sin argumento definido pero capaz de lanzar una generosa propuesta de pensamiento y de actitudes ensamblados en un grupo que resulta ser la vida tal y como es, amores perdidos, la facilidad para el engaño, la pasión por el éxito en un mundo cuya competitividad destruye el amor y las relaciones.
Personajes difusos en el transcurrir de la narración, agentes que no carecen de personalidad, madurez y valentía para escudriñar en sus propias percepciones pero a los que la narradora les ha proporcionado un halo de naturalidad evidente que los hace auténticos. Resulta sencillo involucrarse con ellos y participar en las digresiones que se manifiestan para entender sus éxitos, los menos, o sus fracasos e incluso se agradece conocer puntos de vista que permiten ensanchar la visión de un mundo cada vez más mediatizado por los altavoces oficiales.
La prosa lenta y meditada prepara al lector para una lectura acompasada, sin agobios ni estridencias, con una velocidad laminar que favorece el poso para digerir con sencillez la profundidad de lo  escondido en una ligereza engañosa.

 

Rachel Cusk nacida el ocho de febrero de 1967 en Toronto, Canadá. Ha pasado casi toda su vida en Inglaterra. Estudió Literatura Inglesa en New College, Oxford. El feminismo y la crítica social son tema preferente en sus escritos.
Otras obras.

La última cena
Tránsito
A contraluz
Las variaciones de Bradshaw

 

3 pensamientos en “A contraluz. Rachel Cusk

  1. Gracias por la información. Tenía dudas.

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

  2. Acabo de leerla. No es una novela. Es una colección de anécdotas, contadas por toda una trupe de personajes más o menos absurdos y seguidas, las anécdotas, de una serie de interpretaciones psicológicas o seudo filosóficas. Pero sin trama ni planteamiento, nudo etc.
    No me ha gustado.
    Lo siento.

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s