Felicidad familiar. Laurie Colwin


Felicidad familiarTítulo original: Family happiness
Traducción: Antonio Prometeo Moya
Editorial: Libros del Asteroide
páginas: 336
Fecha: 2017
ISBN: 9788416213979

Según cuentan los grandes pensadores la familia es  la célula fundamental de la sociedad; así será, pero para sus componentes empieza por ser, antes que nada, la tribu en la que cobijarse. Los lazos que se generan en esa ambiente marcan de una forma perenne dando lugar a unas raíces difíciles de olvidar. Se presta a ser un antídoto para la soledad y apoyo ante la tristeza; en ella se encuentra la compañía y el apoyo que suponen un chute de fuerza para aligerar los decaimientos y proporciona el amparo que busca un espíritu deteriorado. Aunque también exige, porque para subsistir requiere de una energía que  succiona de sus miembros lo que no siempre resulta fácilmente soportable y en muchas ocasiones puede ser un obstáculo para que sus miembros alcancen esa meta tan escurridiza que resulta ser la felicidad agobiados por la dedicación que implica  satisfacer las expectativas creadas para cada uno de ellos.Y por esas sendas se adentra con naturalidad y elegancia una Laura Colwin que si de algo puede presumir sin petulancia alguna es de su profundo conocimiento de las relaciones humanas y de su magnífica puesta en escena.
Polly pertenece a la afamada familia de abogados Solo- Miller, de notable salud económica y reconocimiento social, en la que se ha criado bajo directrices muy claras y conservadoras, donde no existe la infelicidad y  cada uno conoce perfectamente qué se espera de él. Felizmente casada, madre de dos hijos, siempre dispuesta y perfectamente integrada en el seno familiar, con un trabajo reconfortante y un comportamiento intachable en cualquier faceta de su vida se diría que es la viva imagen de la felicidad. Hasta que aparece Lincon un pintor extravagante, solitario por vocación y reñido con los compromisos, amable, abierto y capaz de inocular en Polly un germen muy activo  que propaga rápidamente amor, pasión y libertad del que difícilmente escapará a pesar de sus esfuerzos para mantenerse fiel a los principios del clan Solo-Miller. Sin embargo el fuerte sentimiento de culpabilidad que le provoca el adulterio la devora, el inviolable amor por su marido, la idea de que su mundo era equivocado le provocan una lucha interior feroz que la conduce a una dilema de difícil solución.
Laurie Colwin redacta con sencillez y honestidad utilizando una prosa ligera pero encantadora para postular unos personajes que, anclados en la comodidad que proporciona el tener todo lo que el común de los mortales se pasa la vida deseando, también sucumben a los desarreglos, a los inconvenientes que nos regala el paso por este mundo. Polly, un  ejemplar glorioso, abre su corazón con total y tierna  ingenuidad para primero analizar toda una existencia que gira alrededor de los paradigmas de una familia absorbente donde, a pesar de ello, se considera un ser pleno y feliz y segundo despertar en un mundo nuevo donde prima el amor, la ilusión y sobretodo el saberse querida por sí misma. El enamoramiento fácil, sin resistencia alguna, ha sido una luz especial que le permite cambiar razonadamente sus ideas sobre la familia, la tradición, el amor y la libertad.
El  relato surge con comodidad, sin prisas,  al ritmo preciso para que Polly pueda asimilar y  acompasar las vivencias tan determinantes que le han hecho caer de un guindo, tan refrescantes y tan necesarias para un espíritu hambriento de ser reconocido, de ser visto,  al tiempo que reflexiona sobre lo que ha sido su vida, intentando racionalizar su culpabilidad y valorar su capacidad para poner en riesgo todo lo que ha sido y es, atreverse a romper con ello en aras de dar paso a lo que realmente le pide el cuerpo.
La cadencia a la hora de posicionarse honestamente en el binomio familia- amante es una muestra más de la sabiduría y conocimiento de la sensibilidad humana que posee Laurie  Colwin a la vez que sabe usarla para mantener un cierto suspense en cuanto al camino para alcanzar la resolución que requiere la situación planteada.
Final que llega de la mano de una experimentada narradora que tras conseguir la atención del lector propone una solución llamativa pero sobre todo práctica que no deja de ser arriesgada para Polly y que dejará boquiabiertos a los amigos del amor único y verdadero.
Lectura interesante que deja un buen sabor de boca.

Laurie Colwin. Nació el catorce de junio de 1944 y murió el veinticuatro de octubre de 1992 en Nueva York . Colaboradora habitual de medios de comunicación tan prestigiosos como The New Yorker y otros medios culinarios como Gourmet. Publicó ensayos tanto de cocina como literarios. Escribió cinco novelas de las que Tantos días felices fue la más popular.

Tantos días felices

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s