La caza del carnero salvaje. Haruki Murakami


la-caza-del-carnero-salvaje

Título original: Hitsuji o meguru boken
Editorial: Anagrama
Traducción: Fernando Rodríguez Izquierdo
Colección: Compactos
páginas: 336
Fecha: 2008
ISBN: 9788433973399

Autor  controvertido por las  diversas particularidades entre las que se desenvuelve como pez en el agua para mantener un aura  si no de maravilloso escritor (no sé por qué dicen siempre que es candidato a Premio Nobel) al menos de incomprendido por gran parte de los mortales. Sí,  no falta en esta novela nada de toda la parafernalia que siempre le acompaña, el habitual personaje treintañero apático o desengañado de cómo evoluciona su vida, chicas y amigos muy especiales cuando no raros a secas, la fantasía o lo sobrenatural que sobrevuela toda la narración y otros aspectos complementarios para adorno de lo escriturado, gatos, naturaleza, música y la barra del bar del amigo donde tomar unas cervezas mientras reflexiona sobre el dramático peso de su apesadumbrada existencia. Lo tiene todo, el escenario cumple con las expectativas y el público se presenta entregado, sin embargo, al menos en esta ocasión, la novela pierde los posibles alicientes conforme se avanza en su desarrollo. Existen partes completas que podrían eliminarse o que pueden leerse en diagonal sin que se pierda el espíritu central de la trama. Se  diría que acabada la función el público sale despistado, no sabe dar una opinión concreta.
Un joven recién divorciado, probablemente por su apatía hacia la vida, que presume de haber sobrevivido a su juventud, que posee con un socio alcohólico una empresa de publicidad y liado con una joven cuyo principal e irresistible atractivo son sus orejas, recibe la visita de un hombre misterioso. Hay que salvar a su jefe que poseído por un carnero ha levantado un imperio económico, social y político y ello pasa por encontrar precisamente a un carnero que, con una estrella en el lomo,  ha aparecido en una foto que ha publicado su empresa en  una campaña publicitaria. La foto se la había mandado  su amigo el Ratón, desaparecido hace varios años sin dejar rastro alguno. Bajo amenazas el joven se ve obligado a aceptar semejante encargo y sin parar a pensarlo se lanza a la búsqueda del  carnero mágico.
La obra está construida con una estructura deslavazada para narrar una especie de crónica sin pies ni cabeza. La presentación del personaje resulta algo anodina y aunque excesivamente larga da una idea bastante acertada de su personalidad. Poco a poco, con altibajos, con puntos inconexos va dando cuerpo a una trama donde  lo fantástico crece en una interminable interrelación con el mundo presente. Utiliza los cambios de tiempo y especialmente de escenario con brusquedad, sin paliativos; crece la argumentación mediante aportaciones novelescas que intentan dar interés a la trama pero lo que realmente consigue es un sonoro despiste del lector que acaba bastante aburrido. Quizá el objetivo perseguido sea mantener expectativas en base a interrogantes fantasiosos generando desconcierto y negrura de emociones pero lo que verdaderamente no consigue es alcanzar el nivel de intriga con el que mantener un interés en la trama y en la evolución de sus personajes.
Y así, china chano, se llega al momento culminante donde, en  un pleno de esencias sensoriales, se funden la fantasía y lo irreal para que lo sobrenatural tome todo el protagonismo en un afán de dar explicación al interrogante que se ha ido  creando a lo largo de la experiencia lectora pero en el que no cabe una solución clara al drama que se ha planteado.
Evidentemente no me he enterado de nada o lo que es lo mismo no he sabido sintonizar la onda emisora de este autor.
Solo para los  seguidores más incondicionales de Murakami.

Haruki Murakami.Nacido en Kioto el 12 de enero de 1949. Estudió literatura y teatro en la Universidad de Waseda. Abrió y regentó junto con su esposa un bar de jazz entre 1974 y 1981.
Muy influenciado por la literatura y música occidental, hecho que queda reflejado en sus obras. Es traductor de autores americanos como carver,  Fitzgerald, Irvin.

Otras obras:

1Q84
Tokio bluesHaruki Murakami
Baila, baila,baila
Crónica del pájaro que da cuerda al mundo
De qué hablo cuando hablo de correr
Después del terremoto
El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas
Kafka en la orilla
Sauce ciego, mujer dormida
Al sur de la frontera, al oeste del sol
Escucha la canción del viento y Pinball 1973
Los años de peregrinación del chico sin color

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s