No llorar. Lydie Salvayre


No llorarTítulo original: Pas pleurer
Editorial: Anagrama
Traducción: Javier Albiñana
Colección: Panorama de Narrativas
Fecha: 2015
páginas: 220
ISBN: 9788433979346

Premio Goncourt 2014

Con el telón de la guerra civil española de fondo la autora narra los momentos de felicidad y fascinación que su madre, aislada en un pueblo de la Cataluña rural, vivió en los días en que se produjo el golpe de estado. Montse a sus noventa años ayudada de alguna copita de anís para compensar los vaivenes de la cabeza le cuenta a su hija lo que significaron aquellos momentos para una muchacha de quince años que no había salido de su casa  en un entorno machista y enquistado por las diferentes facciones políticas que buscaban la revolución del pueblo cada uno a su manera.
La visita a Lérida le llega justo en el momento de máxima explosión de alegría y júbilo de los grupos de izquierda que han tomado la ciudad y celebran la llegada de la libertad creyendo que han encontrado el auténtico camino de la felicidad. Para ella supuso toda una conmoción, se habían caído todas las barreras que tapaban sus ojos y pudo vislumbrar de golpe la apertura a la libertad, el descubrimiento de un mundo desconocido que también le trajo el amor y que la mantuvo en éxtasis hasta que llegaron los problemas y se vio obligada a casarse con el hijo del cacique del pueblo, reconvertido en un pertinaz marxista, en una inteligente maniobra de su madre. Pero a la vez, en eses verano del 36,  también sufre junto con su familia la pasión, el desmadre, el acoso  y la estupidez de los «izquierdosos» que dominan su pueblo, cada grupito con una  visión particular de la libertad  pero sobre todo demostrando un manifiesto odio al contrario que si de algo sirve es para debilitarse y facilitarle el triunfo a su adversario real  cuando no para autodestruirse. Pero siempre en un caso u otro a costa de la sangre de los ingenuos y débiles que inocentemente  vieron en la soflamas de unos y otros una salida a su histórica pobreza.
El texto se complementa y adquiere profundidad al incorporar, y con ello darle un contrapunto valioso, la visión que ofrece George Bernanos desde Mallorca que, declarado monárquico, católico y partidario de los militares, comprueba con tristeza y dolor cómo los autoproclamados “salvadores de la patria” se dedican a ejercer el poder de las armas en forma de asesinatos y venganzas sin control y para su pasmo y desconcierto con el beneplácito de la Iglesia lo que, aborrecido por semejantes atrocidades, le conduce a renegar y marcharse de España.
Esta mezcla de amor y alegría así como de tragedia humana a costa de unos movimientos políticos egoístas en sí mismos e incapaces de ver más allá de un palmo de sus narices   goza de  una correcta dosificación y alternancia de los momentos personales y políticos  con lo que, a pesar de que evita claramente cualquier referencia al desarrollo militar de la guerra en consonancia con el espíritu de la obra, se logra  una narración que reúne todos los elementos que una novela galardonada con un premio importante debe de integrar para dirigirse a un amplio espectro de lectores.
Sin embargo la aportación de la novela es escasa ya que la contienda española está ya tan manoseada, tan explotada que es difícil encontrar aspectos novedosos que añadan valor. Por contra se echa a faltar alguna referencia a los importantes movimientos catalanistas que hubo en la época de referencia y que cuesta creer que en un pueblo de Lérida no tuvieran importancia suficiente  como para que no se haga la más mínima mención. Al final se comprueba que todos los fanatismos son iguales, todos quedan equiparados por unos resultados desastrosos dejando un reguero de dolor y de esperanzas muertas.
Escritura original que consigue reflejar el espíritu de una conversación en tiempo real entre la autora y su madre intentando mantener el lenguaje “ sui generis” que, mezclando el francés y el español, usa su madre pero que, en mi opinión, con la traducción se pierde, detalle  que no impide la transmisión  impactante de las sensaciones y emociones vividas por esta última,  aunque siempre queda el resquemor de que el pasado  esté formado por recuerdos que no dejan de ser interpretaciones personales de la realidad.

Lydie Salvayre. Nacida en 1948 en la ciudad de Autainville, Francia. Hija de refugiados españoles. Estudió Letras en la Universidad de Toulouse y se licenció en Medicina, especialidad Psiquiatría en la de Marsella. Escritora y dramaturga.Lidye Salvayre

Otros libros

Himno

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s