Levadura de malicia. Robertson Davies


Levadura de malicia
Título original: Leaven of malicie
Editorial: Libros del Asteroide
Traducción: Concha Cardeñoso
Fecha: 2011
páginas: 320
ISBN: 9788492663507

Este libro forma parte de la trilogía que R.Davies dedicó a una pequeña ciudad canadiense como Salterton. Así como en la primera, «A merced de la tempestad» , se valió del mundo de la escena para introducirse con su delicadeza habitual en los entresijos que marcan la convivencia de una comunidad, ahora, en esta nueva entrega se desliza por el mundo del periodismo para sacar a la palestra las estridencias que marcan a una población provinciana, donde la rumorología tiene mayor incidencia que las crónicas del periódico y donde los celos, envidias y rencores determinan  los movimientos más intensos entre sus habitantes, sin olvidar al estamento eclesiástico siempre activo en cualquier lugar.
Un día una de las  almas de esa ciudad silenciosa  que se ha sentido ofendida o menospreciada en sus aptitudes decide sembrar la discordia, o como indica el autor la malicia, entre sus conciudadanos. Empresa sencilla, le basta con publicar un anuncio en el periódico local, Evening Bellman,  en el que se informa que «el próximo 31 de noviembre se celebrará el enlace matrimonial de Pearl Vambrace y Solomon Bridgetower». Ambos jóvenes pertenecientes a dos rancias  familias de la localidad históricamente enfrentadas por rencillas ya olvidadas cuando no desconocidas por las nuevas generaciones. El conocido profesor de la universidad local Walter  Vambrace se siente profundamente insultado y ultrajado y le hace saber al director del periódico que procederá a demandarlo judicialmente por menoscabar su honor. La trama se desarrolla con familiaridad entre el temor a las posibles repercusiones que un lío de este tipo puede tener en el periódico, la pretensión de la pareja de jóvenes directamente involucrados para deshacer el entuerto sin necesidad de la sonrojante publicidad que se les viene encima y el intento entre todos de encontrar al causante de semejante enredo.
R.Davies echa mano de la destreza, de sobras conocida, que posee en el arte narrativo para continuar con el retrato de una población secundaria, habituada a una vida sosegada en la que el conocimiento entre sus moradores hace que la sociedad se mueva más por las relaciones ente ellos que por los acontecimientos del mundo que les rodea.
Intervienen alguno de los personajes ya conocidos en su primera novela pero envueltos en ambientes diferentes, aquí será el mundo periodístico, la producción de un diario y las luchas internas entre los periodistas, pero también el quimérico planteamiento de unos abogados para defender a sus clientes o el entorno universitario tan pendiente de los honores particulares e incluso la iglesia que aparece enredada en este asunto  son los que contribuirán a configurar una trama sencilla, amable y entretenida con la que el autor se entromete por entre las debilidades humanas.
El fino humor y la ironía que el autor  maneja con soltura y experiencia  conceden al texto una especial ligereza y le permiten sacar a relucir sin estridencias una lista de aborrecimientos, rencores y disputas en los que pensar, una suma de penas y nostalgias particulares con los que dar una imagen realista de cómo  se configuran los vínculos  entre las personas y familias de una población de este tipo, lo cual es tan posible como cualquier otra cosa.
Ayudado de ese estilo ya conocido ágil, sencillo e incisivo ha logrado escribir una historia más que correcta a partir de nada salpicada de frecuentes reflexiones siempre interesantes dado su excelente conocimiento de la naturaleza humana y a sus convicciones morales dejando un mensaje entre líneas en el que indica que en la vida no hay nada trascendental pues las cosas vienen y se van, y eso es ley de vida.
Otra estupenda novela de este fino autor que, aunque no esté a la altura de la trilogía de Deptford no deja de ser una lectura tan amena como reconfortante. A Robertson Davies siempre hay que leerlo.

Robertson Davies. Nació en Thomasville el 28 de agosto de 1913 y murió en Orangeville, Canadá el 2 de diciembre de 1995. Se licenció en Literatura en Oxford. Trabajó como actor de teatro, se dedicó al periodismo, escribió obras de teatro y novela. Fue profesor de Literatura en la Universidad de Toronto.

Otras obras:

Trilogía Saltertondavies 04
– A merced de la tempestad
– Levadura de malicia
– Una mezcla de flaquezas
Trilogía Deptford
– El quinto en discordia
– Mantícora
– El mundo de los prodigios
Trilogía de Cornish
– Angeles rebeldes
– Lo que arraiga en el hueso
– La lira de orfeo
Trilogía de Toronto ( inacabada).
– Asesinato y ánimas en pena

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s