Si esto es un hombre. Primo Levi


portada 01
Título original: Si questo e un uomo
Traducción: Pilar Gómez Bedate
Editorial: El Aleph
Fecha: 2013
páginas: 224
ISBN: 9788415325918

Primo Levi fue un superviviente de los campos de concentración nazis. Tuvo suerte pues solo estuvo diez meses en el campo de Monowice anexo al de Auschwitz y gracias a ello, de los más de ochocientos italianos que entraron con él, el día de la liberación quedaban veinte. En este su primer libro cuenta la odisea que pasó desde el momento que lo capturaron como partisano en Italia y lo deportaron como un judío más a los campos de exterminio alemanes.
El relato no se dedica a los hechos importantes que le ocurrieron, ni a cebarse en las auténticas barbaridades más o menos ya conocidas que los nazis aplicaron sistemáticamente a los los internados hasta convertir aquello en una cinta transportadora que los llevaba al matadero.
El texto se centra en transmitir al lector la tristeza, el hundimiento, el abandono del hombre ante la eliminación  sistemática de todo aquello que lo une al mundo, al resto de los seres humanos. El despojo de sus pertenencias no es nada como verse totalmente desnudo y rapado. La muerte es algo que no significa nada para  a un ser  que no tiene donde cobijarse, pues los recuerdos, si es que hay fortaleza para tenerlos, se convierten en un martirio, y futuro… el futuro no llega ni a mañana, allí se vive el instante.
La cola para recibir el mendrugo de pan, la cola para recoger el aguachirri a la que todos se hacen remisos para ser los primeros pues a ellos, lógicamente, siempre les tocará  más agua que alimento, les mantiene imbuidos de una absoluta dejadez. El frío, soportar todo el día de trabajo al aire libre a temperaturas invernales con el único abrigo del mono a rayas. No hace falta sufrir ninguna tortura específica para considerarse todo menos un ser humano, no hay esperanza pues no hay, no queda nada; la fe desapareció hace tiempo.
Es revelador, por si quedaba alguna duda, de lo destructivo, sádico y maligno que puede llegar a ser el hombre; cualquier hombre, el instigador y el ejecutor que se esconde tras la autojustificación del «cumplo órdenes». Pero si deprimente, avasallador y ruin es el comportamiento del ser humano como, el autor,  pone de manifiesto, se puede calificar de verdaderamente clarificador el epílogo del libro en el que Primo Levi pretende responder a las múltiples preguntas de sus lectores dando una lección de lo que significa seguir a un líder que en base a las ilusiones, a la ingenuidad de sus conciudadanos los convence de tomar un camino que los conducirá a la libertad y a la felicidad por el simple procedimiento de culpabilizar a terceros que, casualmente, es alguien más débil. De esa manera la ciudadanía se convierte en una horda salvaje capaz de arramplar con cualquiera de los valores que justifican la existencia del hombre en busca de un rinconcito de bienestar. ¿O alguien es capaz de encontrar una explicación para el comportamiento del pueblo alemán, un pueblo de cultura milenaria?
Libro más que interesante, que no es imprescindible ni recomendable sino obligatorio y muy   especialmente en las escuelas de todo el mundo. Que no deja de ser actual a la vista del comportamiento tan atrevido y tan poco responsable de muchos que se consideran líderes y otros medios que confunden propaganda con información cuando lo único que hacen es contribuir al adoctrinamiento de las masas. Insisto, lectura obligatoria, porque, si bien, no se puede entender lo que ocurrió pues equivaldría a justificarlo, es imprescindible no olvidarlo pues esa es la única forma de que no vuelva a ocurrir . Y valga como ejemplo que una escritora como Cristina Rodríguez Cuadras recomienda su lectura a uno de estos atrevidos líderes del momento.

 

Primo Levi. Nació el 31 de julio de 1919 y murió el11 de abril de 1987 en Turín, Italia. Se graduó en Química en la Universidad de Turín en 1941. Partisano durante la guerra fuE apresado y deportado por ser judío a los campos de concentración alemanes, en su caso al de Monowice en Polonia junto a Auschwitz. Aunque trabajó como químico en la fábrica de SIVA se dedicó a la escritura para contar su experiencia en el campo de concentración. Escribió memorias, relatos y poemas.

Otras obras:

La treguaprimo 02
Si ahora no ¿cuándo?
Los hundidos y los salvados
Momentos de indulto
La tabla periódica
La torcedura del mono (relatos)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s