El bigote. Emmanuel Carrére


portada 01
Título original: La moustache
Traducción: Esther Benítez
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de Narrativa
Fecha: 1986
páginas: 184
ISBN: 97884339790108

La atracción que ejerce una portada minimalista, pragmática e intrigante obliga a coger ese libro de la exposición de la librería, pero al descubrir su autor se transforma en esa inquietud que provocan los enanitos de la lectura cuando empiezan a removerse, porque, atención, debajo de la mata…hay patata y en este caso de calidad. Es una de las primeras obras de Carrere que no por eso ha perdido ni un ápice de actualidad en donde, con la calidad habitual, se toma un asunto banal para transformarlo en un argumento con el que escribir un texto original, armonioso y electrizante, de los que dejan huella.
Un día cualquiera Marc, arquitecto, casado y enamorado, dichoso con su ambito profesional y disfrutando de una vida acomodada, decide darle una sorpresa a su mujer y sus amigos y sin pensarlo mucho se afeita ese bigote del que está tan orgulloso. Pero por raro que parezca el sorprendido es él pues ni ella ni nadie de su entorno se da por aludido, nadie, para su desesperación, echa en falta el adorno piloso, es más, según le dicen, nunca antes había llevado bigote. Y así recorre un camino frenético en el que la broma inicial se convierte en una seria preocupación que se transforma en un nerviosismo  neurótico que, finalmente, se troca en una pesadilla y que acabará… cómo acabará.
Evidentemente no hay más personaje que Marc que narra directamente su forma de pensar, su estado de ánimo, su caída por una senda que no se sabe a donde conduce pues Carrere en un gran alarde de equilibrio maneja la trama por el alambre que separa la locura de la razón. Permite que el lector vaya imaginando soluciones para cerrar todas y cada una de ellas de modo impenitente y machacón generando un estado inicial de humor que se transforma en otro de intriga sospechosa para dar paso  a una ansiedad permanente y acabará en un desasosiego que no remitirá en ningún momento y que lo dejará exhausto y boquiabierto al descubrir un final grandilocuente, esperpéntico, impactante y difícilmente previsible.
Su prosa es sinónimo de frescura donde no caben los adornos sino solo lo provechoso, con ella enarbola la bandera de la naturalidad para con ese estilo agradable y cuidadoso tomar cualquier hecho cotidiano y transformarlo en una trama de ficción pura y dura que absorbe por completo y proporciona argumentos suficientes para estimular el ánimo del lector trastocándolo al ritmo que impone el autor mediante frases sencillas, cortas y habituales.
Se podrá hablar de que el personaje central es Marc, también se podría decir que todo gira en torno a un vanidoso bigote pero en muchos momentos el auténtico protagonista de esta historia es el ritmo que se imprime a la narración envuelto en una escala imparable que conduce al desvarío y la locura. La desazón que va en continuo aumento no solo afecta al personaje central sino que el lector se ve absorbido en el maremagnun mental en que se ha convertido su cabeza hasta el punto de que acabada la lectura no se olvida con facilidad.
Pletórico en su cadencia narrativa y con una densidad aplastante desarrolla un tema inicialmente tan trivial en algo trascendente donde se confunde la realidad con la ficción, provoca la inquietud, fuerza la agitación y un clima paranoico recogiéndolo todo ello en una novela corta donde otra vez se demuestra que el tamaño si importa.
Lectura muy recomendable con la que el lector va a quedar tocado porque es difícil entender cómo la pérdida de un bigote puede trastornar de una manera tan profunda o es que, realmente, ocurre que esa careta con la que salimos todos los días a engañar al universo cercano no consigue su objetivo porque todo el mundo conoce como somos en realidad o como diría un castizo: que a todos se nos ve el plumero; pero darse cuenta uno mismo de que todos te conocen no solo es duro sino decepcionante. Resumiendo ¿somos lo que creemos o lo que piensan de nosotros? No dejarla de leer

Emmanuele Carrère. Nació el 9 de diciembre de 1957 en París. Se licenció en Estudios Políticos en la universidad de París. Ejerce el periodismo siendo además guionista de cine y televisión y evidentemente es escritor.

carrere 03Otras obras:
De vidas ajenas
Una novela rusa
El adversario
Limonov
Una semana en la nieve
El bigote

Un pensamiento en “El bigote. Emmanuel Carrére

  1. Con este libro me estrené con Carrère y fue todo un acierto. Fascinante la manera de contarlo, todo el proceso mental del protagonista, como vas leyendo y posicionándote a un lado, luego al otro, buscando respuestas… Me hice fan de Carrère con el dichoso bigote. El final es brutal.

    Un abrazo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s