El primo Pons. Honoré de Balzac


portada 02

Título original: Le cousin Pons
Traducción: Carlos Pujol Jaumeandreu
Editorial: Pre Textos
Colección: Narrativa clásicos
Fecha: 1999
páginas: 508
ISBN: 9788481912753

Hay veces que retroceder unos cuantos años tiene su recompensa, aunque en este caso no era ni difícil ni tan siquiera motivo de sorpresa, cuando se encuentra a un autor como Balzac, prolífico donde los haya. Quizá debido a una capacidad de trabajo importante unido a una mente privilegiada y probablemente  estimulado por una acuciante necesidad económica en momentos en que las promociones editoriales y proclamación de best seller no eran tan crematísticas como lo son actualmente, Honoré de Balzac se dedicó a escribir sin pausa, sin sentir agujetas en la mano, para satisfacción, no se si de sus contemporáneos, pero sí de las generaciones posteriores que encontraron en él un referente.
El primo Pons, músico, hombre ya maduro,  sobrevive gracias a una triste paga que se gana como director de una orquesta en un teatro de variedades. Ingenuo hasta la médula y fiel representante de la bondad,  Balzac se servirá de él para criticar los usos y costumbres de una sociedad  que está pendiente por encima de todo de los privilegios que pueda alcanzar utilizando como medio primordial la falta de escrúpulos. El primo Pons será víctima de la avaricia sin límite y a cualquier precio de toda la gente que le rodea, solamente su amigo Schmucke verdadero emblema de la amistad más pura y entregada se salvará de un entorno ciego por aprovecharse.
Tiene dos auténticas pasiones: coleccionar obras de arte que consigue a bajos precios en mercadillos de chamarileros gracias a su profundo conocimiento del tema y la buena comida placer que su exigua economía no le permite disfrutar. Para no renunciar al mismo se  organiza una red de relaciones con las que  conseguir frecuentes invitaciones a comer. Rota la relación con su hipotética familia por arte de un casamiento anulado es objeto de los más abyectos enredos llevados a cabo por todos los estamentos que le rodean desde la cercana portera que lo cuida, pasando por el médico, el abogado, el notario, el director del teatro y, por supuesto, su propia familia que harán lo imposible por quedarse con una colección de objetos  de arte que se revela cuantiosa en número y valor.
Novela extensa, incluso puede decirse que se alarga en exceso, porque es así como lo quiere el escritor pues quiere recoger en detalle todas las insidias que sufre el pobre Pons y su amigo Smucke.portada 01
Es su forma y su estilo, escribe sin freno, no le pasa por la cabeza abreviar los hechos sino todo lo contrario, pues  aunque llegue a bordear los límites del folletín lo exige de esa forma para dejar constancia real del mundo tal y como es, de una sociedad que ha dejado los valores olvidados y se desenvuelve en la arrogancia, la envidia y la avaricia sin límite y que no duda en cometer cualquier tropelía para conseguir los bienes ajenos o los puestos vitalicios que le den nombre y nivel social a cambio de medrar en los asuntos que interesan a los aristócratas que ostentan el poder.
Con esta obra finaliza la Comedia Humana en lo que bien pudiera ser el nacimiento de otra forma de escribir, se abandona el romanticismo imperante hasta ese momento para dar paso  de forma decidida y clara a describir la realidad de lo que se ve y de los grupos sociales de la época.
Me parece importante este tipo de lecturas, nada complejas por otra parte, para alejarse de vez en cuando de las corrientes actuales melindrosas y complacientes y comprobar lo amplio y bueno que es este mundo de la lectura. Animo.

Honoré de Balzac. Nació el 20 de mayo de 1799 en Tours y murió en París el 18 de agosto de 1850. Consiguió acabar los estudios de Derecho a duras penas más por imposición familiar que por deseo propio. Pronto se adentró en el mundo de la filosofía y las letras como lector inagotable lo que le sirvió para convertirse en uno de los escritores más prolíficos de la historia.

Otras obrasbalzac 01
La Comedia Humana:

Eugenia Grandet
El padre Goriot
Las ilusiones perdidas
la prima Bette

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s