La leyenda del Santo Bebedor. Joseph Roth


portada02Título original: Die legende vom heiligen trinker
Editorial: Anagrama
Traducción: Michael Faber Kaiser
Colección: Panorama de narrativas
Fecha: 1999
páginas: 94
ISBN: 9788433930064

Erase una vez un borracho que vivía en París… Así podría empezar este relato, como un cuento de los muchos que han pululado en la historia de la literatura aunque la moraleja final no esté explícita sino que hay que trabajársela un poco o como se dice ahora: el final queda abierto… Y digo cuento porque conforme se avanza en su lectura las neuronas se van disponiendo en el mismo orden que cuando realmente nos contaban uno.
Andreas Kastak minero polaco, reconvertido en indigente, vaga por las calles de París donde tiene fijada su residencia bajo los puentes del Sena. Un expléndido día se topa con un buen hombre que le ofrece 200 francos para que pueda rehacer su vida y salga del pozo en el que ha caído. Lo acepta pero, para satisfacer su alto sentido de la honradez, adquiere el compromiso de devolver el dinero, a lo que su benefactor le sugiere que lo entregue a Santa Teresa de Lidieux. Y así empieza un peregrinaje de ida y vuelta a la capilla de la santa a donde siempre llega descapitalizado por las variadas tentaciones que surgen a la vera del camino, mujeres, antiguos amigos y muy especialmente el alcohol, absenta en este caso, que superan con creces a los frecuentes milagros con los que inesperadamente recupera el dinero preciso para renovar la facultad de saldar la deuda.
En resumidas cuentas todo el relato-cuento no deja de ser más que el epílogo, la despedida de un hombre triste, roto, abrumado por su historia de derrotas, que perdió el norte en esta vida a raíz de la desaparición del Imperio Austrohúngaro o sea de su patria y ya no supo encontrar la ilusión necesaria para sobrevivir. Sin embargo a pesar de tanta dificultad, o quizá por ello, puso de manifiesto un manejo de la pluma sencillo y sobrio pero sobretodo cargado de una delicadeza que entra por los ojos y llega con facilidad al corazón.
Lectura agradable en todos sus puntos, al alcance de cualquiera, el momento elegido será siempre adecuado y cualquier lugar será correcto, que no por fácil, corta y ligera deja de poseer un gran valor, no solo por su moraleja final sino por que además la composición de un tema tan definitivo como es el adiós a la vida se hace desde un prisma donde no se desprende tragedia ni tristeza sino que el dolor llega por la comprensión y entendimiento de las circunstancias de un hombre que hace tiempo dimitió y pasó a vivir en una nube alejada de la sociedad.
Lo dicho, mejor no perdérsela, a unos les parecerá poca cosa a otros una finura pero siempre habrá a lo largo de su lectura alguna sonrisa, alguna reflexión y la esperanza de no caer en derroteros que nos alejan de este paraíso en el que vivimos pero que tan difícil de disfrutar nos lo hacen. Escritor a tener en cuenta.

Joseph Roth. Nació el dos de septiembre de 1894 en Brody, Ucrania (entonces Imperio Austrohúngaro y murió en París el 27 de mayo de 1939. Inició sus estudios en literatura y filosofía en la Universidad de Lemberg y los concluyó en Viena en 1916.

Otras obras

La tela de arañaroth 01
Hotel Savoy
La rebelión
El espejo ciego
Fuga sin fin
Judíos errantes
Zipper y su padre
Job
Jefe de estación Fallmerayer
La marcha Rodetzki
La cripta de los capuchinos

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s