Bajo los montes de Kolima. Lionel Davidson

Título original: Kolymsky Heights
Traducción: Cristina Martín
Editorial: Salamandra
Colección: Black Salamandra
Fecha: 2016
páginas: 544
ISBN: 9788416237173

En el momento en que el amigo Google maps indica, con precisión milimétrica, que los montes de Kolima se encuentra allí donde Jesucristo perdió la zapatilla y a donde no se le ocurrió volver a buscarla, empieza a removerse la bruma que adormece nuestro cerebro barruntando que en tal lugar se va a liar parda. Sospecha que Lionel Davidson se encarga de confirmar plenamente, pues hace gala de un estilo elegante acompañado de un creatividad incansable, para mantener el interés por una intriga muy bien contada. Los primeros compases concuerdan con los propios del mundo de los espías para dar paso a una segunda parte que, inteligentemente acompasada, se transforma en una entretenida novela de aventuras con un final trepidante que firmaría cualquier director afamado de Hollywood. Ha ideado un objetivo que lógicamente parece inalcanzable para cualquier humano con dos dedos de frente como los que habitualmente propone cualquier servicio secreto pero no resulta tan pretencioso que sea difícil de comprender, al contrario el lector pronto sabe a la perfección cuál es la misión.
Un mensaje sabiamente colocado en los filtros de unos cigarrillos pone en alerta a los servicios secretos americanos ante la sospecha de que los rusos tienen entre las manos un gran descubrimiento si no lo han alcanzado ya. Casualmente, casi de manera inmediata, uno de esos satélites que no existen pero saben qué calcetines llevo detecta una explosión en un lugar recóndito de la tundra siberiana. Sigue leyendo

Anuncios

De animales a dioses. Una breve historia de la humanidad. Yuval Noah Harari

Título original: Sapiens. From Animals into Gods: A brief history of humankind
Traducción: Joan Domenec Ros
Editorial: Debate
Fecha: 2014
páginas: 496
ISBN: 9788499924212

Esta historia del Homo Sapiens constituye un bonito camino que recoge la evolución de la especie humana en su tránsito por el  depauperado solar en que se está convirtiendo la Tierra. Un ensayo muy atractivo siempre alejado de la robustez de las ideas y del complejo e incómodo lenguaje que suelen emplear los científicos. Todo lo contrario, el uso de un léxico amable, claro y llano da lugar a una rápida compenetración con el lector que sin dilación alguna se convierte en un componente más de una especie de tertulia en la que se discuten las diversas propuestas del autor pues, se quiera o no, siempre deja abierta la puerta al juicio y visión del lector
Todo ello lo convierte en un ensayo original e inquietante especialmente para los neófitos en el tema pues no es fácil tener acceso a toda la historia de la humanidad de un tirón y además quedar gratamente posicionados, lo cual no quiere decir que automáticamente se esté de acuerdo con el conjunto de ideas que se exhiben a lo largo del texto. Sigue leyendo

La prima Bette. Honoré de Balzac

Título original: La cousine Bette
Traducción: María Teresa Gallego Urrutia
Editorial: Alba Editorial
Colección: Alba Minus
Fecha: 2014
Páginas: 548
ISBN: 97884-84285724

El siglo XIX, el que trajo a un pelotón de maestros de las letras que dieron lugar a la explosión y expansión de la mejor literatura y de la que han quedado como ejemplos magníficas obras de todos los colores, se está quedando olvidado en el baúl de los recuerdos. El lector está probablemente atemorizado ante la magnitud de las novelas que tiene delante inmovilizado por un sentimiento de incapacidad para acometer la lectura de lo que con ligereza se califican de rollos. Por otro lado la avalancha de publicaciones nuevas proporcionan la excusa perfecta para evitar aquellas ante la falta de tiempo cuando una mínima reflexión hace evidente que novedad no es igual a calidad. Sin embargo el siglo XIX atesora calidad y entretenimiento además de proporcionar conocimiento de la mano de auténticos especialistas del alma humana que actúan como verdaderos cronistas de su época.
Balzac, asombrado de lo que veí
a su alrededor se dedicó a contarlo sin tapar las vergüenzas, más bien al contrario realizando una perfecta fotografía de la sociedad en la que vivía. Para ello se embarcó en un proyecto al que llamó “La Comedia humana” todo un album de fotografías de la sociedad compuesto por  137 libros de los que “solo” consiguió completar 85.
El barón Hulot, capitán de la Guardia
Nacional, es de esos hombres que se creen infinitamente mejor de uniforme que con su traje ordinario pues las mujeres se ven favorablemente impresionadas. Y así se comporta, abusando de la misericordia y cristiana comprensión de su esposa, Adeline, se pasa la vida de mujer en mujer lo que le comporta la bancarrota total y la desgracia de su familia. No es esto lo peor sino que en medio de tantas vicisitudes, Bette, la prima de Adeline, mujer poco agraciada, sin rentas, envenenada por la envidia hacia la familia Hulot que la protege, queda terriblemente enojada cuando pierde, a manos de su sobrina Hortensia, a un supuesto partido, el conde Steinbock, con el que pretendía alejarse de su miserable vida. Jura venganza. Para llevarla a cabo se acerca a Mme Marneffe, personaje de pocas luces para aportarle la materia gris que le falta y dirigir hacia donde ella desea todas las habilidades de una experta cortesana, hasta el punto de que le permiten endosar el niño que espera a sus cinco amantes.
Un extenso cúmulo de enredos narrado con la exquisitez de un coloso de las letras que maneja el lenguaje con la facilidad y sencillez que
proporciona la maestría. Narra con eficacia la triste y lastimera historia de degradación de un hombre de posición acomodada entre la aristocracia de la época en un ambiente libertino y egoísta, que satisface su vicio sin cortapisa alguna incluido el sufrimiento de toda su familia. De esta forma Balzac plasma con todo lujo de detalles una ácida critica de la sociedad parisiense cuya principal característica era la falta de valores morales.
Su publicación original en forma de folletín, siguiendo la moda del momento y para satisfacer la necesidad económica del autor, queda patente en la estructura de la novela pues  contiene alguna parte de cierto exceso melodramático y maneja con excesiva ligereza elementos lacrimosos para mantener interesados a los lectores.
No faltan sus excelentes descripciones detalladas, realizadas con precisión pero sin agobios que afectan con la misma eficacia cualquier elemento del texto, desde el uniforme de Hulot pasando por los barrios de París e incluso de las enfermedades de sus personajes, en lo que con él es una verdadera fiesta del lenguaje.
Magnífica caracterización de los personajes  para recrear una sociedad putrefacta en la que con el más veraz realismo pone de manifiesto lo peor de la condición humana.No tiene inconveniente alguno en resaltar cómo aquella esperanzadora revolución ha quedado en el cajón de los recuerdos pues el espíritu de la ciudad ha sido secuestrado por manos interesadas y corruptas. La ciudadanía ha perdido aquellos ideales y se mueve en un entorno inmoral, una financiación de locura, mujeres y amantes sin control, favoritismo languideciendo bajo el dominio del vicio, el engaño y el egoísmo.
Merece una mención especial el personaje de Bette,
implacable y cruel que no tiene más objetivo que la destrucción de su familia. Es la mala malísima, la maldad personificada, ejemplo para la posteridad, el molde original  para cualquier personaje que quiera ejercer dicho papel.
En resumen un Balzac al alcance de todo el mundo que se marca todo un folletín, entretenido, formativo,  con sus gotas de humor que lo hacen muy ameno. Admite diversos niveles de lectura desde el análisis de la falta de valores que caracteriza al cuadro de París, al uso ejemplar de la ironía y de un lenguaje demoledor o a  la contemplación de un coro de personajes cuyo retrato uno a uno deja huella.

Honoré de Balzac. Nació el 20 de mayo de 1799 en Tours y murió en París el 18 de agosto de 1850. Consiguió acabar los estudios de Derecho a duras penas más por imposición familiar que por deseo propio. Pronto se adentró en el mundo de la filosofía y las letras como lector inagotable lo que le sirvió para convertirse en uno de los escritores más prolíficos de la historia.

Otras obras
La Comedia Humana:

Eugenia Grandet
El primo Pons
El padre Goriot
Las ilusiones perdidas
La prima Bette

Mis mejores: Segundo trimestre 2018

Trimestre poco productivo sin motivo definido, pocas novedades o primavera tan lluviosa que ha aguachinado mis neuronas o lo que es más probable, simple vagancia para escribir las reseñas. De todas maneras y aunque quedan al margen las no presentadas quedan dos o tres cosillas que me parecen dignas de ser leídas. Ahí van:

 

Orgullo y prejuicio. Jane Austen

 

Cuando sale la reclusa. Fred Vargas

El orden del día. Eric Vuillard

 

 

 

 

 

 

 

La tía marquesa. Simonetta Agnello Hornby

Título original: La zia marchesa
Editorial: Tusquets Editores
Traducción: Carlos Gumpert Melgosa
Colección: Andanzas
páginas: 456
Fecha: 2006
ISBN: 9788483103272

Simonetta, que ha demostrado ser una escritora sólida y contundente, sabia conocedora de los intríngulis de la narrativa, ha logrado, de nuevo, una ambientación excelente. Ha aprovechado el espacio infinito que proporciona la literatura para extenderse en sus raíces sicilianas que el arraigo londinense no ha podido enterrar. Más bien al contrario, ha estimulado la necesidad de descifrar las raíces de un pueblo, de un lugar donde el carácter violento y agresivo explicado sin reservas,  con elocuencia y plasticidad incluso en el lenguaje ha necesitado de mujeres determinantes para entenderlo.
Constanza, la tía marquesa,  no puede ser más que otra inolvidable mujer siciliana que dará ejemplo para acercar la idiosincrasia y temperamento de la isla mediterránea; además, allí, a su alrededor, se desarrolla el triste devenir de la saga familiar de los Safamita.
Sabido es que los hay que nacen con estrella y otros que nacen estrellados. En este segundo grupo quedó incluida desde el mismo momento de su nacimiento, Constanza, la hija del barón Domenico. Rechazada por su madre tuvo una infancia triste y dolorosa más querida por el servicio del palacio que por quien ella necesitaba, su madre. Sigue leyendo

Un bello misterio. Louise Penny

Título original: The beautiful mistery
Traducción: Maia Figueroa Evans
Editorial: Salamandra
Colección: Black Salamandra
Fecha: 2018
páginas: 496
ISBN: 9788416237241

Resulta difícil desenvolverse con cierto criterio entre  la maraña que forma la inmensa producción editorial, con mención especial a la novela negra. Pero no lo tienen menos difícil las propias editoriales y los escritores que se ven obligados a estimular su creatividad para crear algo que sobresalga y resalte por sí mismo sobre la superficie de las exposiciones de las librerías. Por eso no extraña que se acuda a escarbar por cualquier rendija para encontrar algo que permita desarrollar nuevas ideas o que deje paso a algún hecho original. Louise Penny creadora del enésimo comisario de policía, Armand Gamache, acompañado del habitual ayudante ha decidido organizar un asesinato en los confines de la provincia de Quebec, en un monasterio prácticamente desconocido en el que moran o habitan 24 monjes de la orden de san Gilberto.Todo un conjunto de espíritus sublimes para los que practicar el voto del silencio no ha supuesto ningún impedimento para hacerse famosos por la calidad de sus cantos gregorianos.
El inspector Gamache no tiene ninguna dificultad en atravesar la infranqueable puerta del convento junto con su inseparable y protegido Beauvois. Esa mañana ha aparecido asesinado de un golpe en la cabeza el hermano Mathieu, prior y responsable del coro. La investigación se inicia inmediatamente con presteza y agilidad aunque resulta desconcertante y  difícil al desarrollarse en un ambiente tan místico como desconocido.
Tras un comienzo titubeante por no saber cómo interrogar a aquellos que se les supone en busca de la vida eterna, pronto descubren que la popularidad alcanzada por los cantos gregorianos ha dividido a la comunidad en dos bandos: los proclives a grabar un segundo disco y los que, con el abad a la cabeza niegan tal posibilidad. La cosa se pone bastante agria cuando aparece en el convento el inspector jefe Francoeur predispuesto en contra de Gamache desde que  puso al descubierto la red de corrupción de la cúpula del departamento de policía lo que además granjeó las simpatías de todos los compañeros. La guinda la pone el ayudante que todavía está luchando contra su adicción a los calmantes después de las heridas sufridas en la lucha contra la corrupción.
Investigación que la autora desarrolla de forma lenta y misteriosa. Se detiene una y otra vez en el canto gregoriano para darle la importancia precisa tanto por su razón de ser para encontrar a Dios como necesario para entender la posición de los monges respecto a la conveniencia o no de grabar un nuevo disco que aportaría los recursos necesarios para corregir las anomalías del convento frente a la idea del abad que cree que ese no es el camino de la orden de San Gilberto.
Penny se entretiene en describir el entorno conventual, sin prisas, con una buena dosis de sosiego y paz intenta trasladar al lector el espíritu de la regla de san Gilberto y la vida en el monasterio.Centra toda su habilidad en la exposición de cómo los monjes buscan la Verdad aunque no son  ajenos a las envidias y disputas y no pierde la oportunidad para que el inspector Gamache encuentre en los cantos gregorianos una fórmula nueva y efectiva para descubrir ciertos caminos inexistentes para él hasta ese momento que completen su visión de la vida.
Como ya es habitual, casi diría que se ha convertido en un vicio, la narración no puede limitarse al caso policíaco en concreto sino que para darle mayor proyección o simplemente para incrementar el volumen de la misma se decide llevar la atención del lector hacia la vida del inspector. Las trápalas que mantiene con su jefe, las ganas de este por defenestrarlo guiado por un ansia de venganza difícil de controlar aportan un segundo aliciente a la novela. Sin embargo, con ello, se pierde el hilo narrativo y acaba siendo difícil distinguir cuál es el tema central pues el asesinato queda relegado a un segundo término hasta que, finalmente,  se resuelve con misteriosa rapidez. Queda en evidencia que la inquietud y el desasosiego que se pretenden transmitir adquiere pronto tintes de impostura literaria.
Dos aspectos positivos a destacar que surgen de la lectura de esta narración: la excelencia de los cantos gregorianos que añaden paz a la lectura y facilitan la meditación y el recuerdo de aquel inolvidable El nombre de la rosa, que a la vista de lo que hay bien merece una nueva lectura.
Ni fu ni fa, hay muchas cosas buenas para dedicarle el tiempo a esta novela.

Louise Penny, nacida el uno de julio de 1958 en Toronto, Canadá. Se graduó en Artes Aplicadas en el Instituto Politécnico de Ryerson. Inició su trabajo como periodista y presentadora radiofónica. Se pasó a la literatura y tras un inicio poco exitoso en la literatura histórica se inclinó por la novela de intriga en la que ha cosechado un buen reconocimiento con la serie protagonizada por el comisario Gamache.

Otras obras:

El juego de la luz
Enterrad a los muertos
Una revelación brutal
Naturaleza muerta.

La puerta de los ángeles. Penelope Fitgerald

Título original: The gate of angels
Traducción: Jon Bilbao
Editorial: Impedimenta
Fecha: 2015
páginas: 240
ISBN: 9788415979968

Qué mundo este, tan repetitivo, tan poco original y, sin embargo, tan apasionante. Son las casualidades, los imprevistos, los hechos inesperados los que definen nuestra vida, los que obligan a tomar decisiones en las encrucijadas, los que requieren definir qué sacrificios estamos dispuestos a hacer para ser aceptados por la persona que nos interesa, por la que estamos colgados. Penelope juega con esta disyuntiva haciendo uso de su delicada perspectiva del alma humana . Capacidad y arte para expresarse le sobran, mientras que la creatividad para establecer una estructura atractiva es una constante en sus planteamientos.
Resulta inquietante ver un ambiente tan inglés y tan conservador, tan docto y tan alejado de los sentimientos, como el de los colegios de Cambridge víctimas de las normas más ancestrales y machistas.
En ese vetusto entorno ejerce como profesor ayudante el joven Fred Fairle. Un mundo carpetovetónico, universitario, científico, racional y por supuesto conservador. Un ambiente en el que Fred empieza a sentir los primeros síntomas de desconcierto y angustia que dan paso a la rebelión.
La joven Daisy Sanders de extracción humilde, aspirante al grado de enfermera como profesión para encarrilar su vida. Mujer de formación limitada pero de mucho carácter y no menos empuje encarna a una deliciosa joven ansiosa de vivir en el mundo real. Personaje que parece un guiño de complicidad a las heroínas de Jane Austen
Cuando ambos mundos chocan literalmente con sus bicicletas nadie podía imaginarse que algo tan impensable y tan estrafalario fuera la clave para unir sus existencias. Porque el mundo de Fred se derrumba al conocer a Daisy, un espíritu conmovedor que se cuela entre su capacidad de raciocinio y su necesidad de amar.
Con estas bases la escritora ha sabido componer un relato tan amable como los anteriores confirmando que sabe entretener a la vez que exige al lector su colaboración. Está claro que su escritura no es un vano invento para crear una historia más o menos agradable. Nada en esta novela es casual sino que aplica con maestría la sátira y un estilo tan elegante como burlón para ridiculizar no solo el estricto mundo del college inglés, con sus fantasmadas, reuniones filosóficas, comidas decimonónicas sino también la vida londinense enmarcada en un hospital histriónico donde trabaja Daisy.
La perfecta ambientación que ha construido alrededor del mundo universitario de principio del siglo XX y la atmósfera ciudadana que lo circunda solo puede ser producto de una buena documentación que ha sabido transformar en párrafos y escenas llenos de evidencias evitando la acumulación de datos siempre tan áridos y por tanto alejados e inútiles en la escritura de Penelope Fitzgerald.
Paso a paso, con la naturalidad que la caracteriza, con la delicadeza que utiliza en cada palabra, con la amabilidad con la que construye sus frases va engrasando los engranajes de la puerta que se abrirá a las luces que trae el nuevo siglo. No necesita grandes parrafadas sino que es notorio la eficacia con la que emplea todos los recursos del escritor al tiempo que sabe obligar al lector a utilizar las neuronas para completar las ideas y las descripciones.
Dentro de su estilo todo se revela a través de las acciones y los gestos. Utiliza a unos personajes comunes, admirables por su naturalidad y siempre expuestos a los acontecimientos y como colofón los hace partícipes de unos diálogos inteligentes en los que se verbaliza las ideas sobre la naturaleza del conocimiento científico, la moral, la cerrazón de la ciencia o la desobediencia y la dificultad de la fe.
De esta manera alternando la ironía, la lucidez, el impulso y el romanticismo consigue describir el peso de nuestras elecciones en el devenir de nuestra vida desenmascarando la influencia de la casualidad.
Penelope ha pasado casi desapercibida junto a nosotros dejándonos una colección de textos magníficos con los que ha conseguido la admiración y el respecto de sus lectores. Otra magnífica obra que merece la pena leer.

Penelope Fitzgerald. Nació el dieciséis de diciembre de 1916 en Lincon y murió el veinte de abril del 2000 en Londres. Educada en Oxford, trabajó para la BBC durante la segunda guerra mundial y ejerció como profesora de arte dramático hasta los 70 años. penelope 05No publicó su primer libro hasta 1975 y es ganadora del Premio Booker en 1979 con la novela “A la deriva”.

Otras obras:

A la deriva
Inocencia
El inicio de la primavera
La flor azul
La libreria
La puerta de los ángeles